Especialistas en sufrir, especialistas en ganar, por: @Aleelmadridista

Miércoles 11 de abril. Real Madrid – Juventus. Este encuentro el pasado martes muchos de nosotros teníamos toda la confianza de que iba a ser un partido tranquilo por el gran resultado en laida. Por otro lado, también sabíamos que a la Juventus y si el Madrid no saldría como debe salir pues lo pasará mal… y vaya si lo hicimos.

Nada podía empezar peor. Al primer minuto de juego, Mandzukic haría el primer gol poniendo el 0-1 en el luminoso. Visto lo que sucedió la noche anterior en el Estadio Olímpico de Roma, los madridistas empezábamos a temernos lo peor, puesto que el equipo Juventino se empezaba a creer y el Madrid estaba totalmente “Out” del choque. No obstante, el equipo de Zidane sin realizar un futbol espectacular generó peligro contra la portería Buffon, llegando a tener ocasiones clarísimas. En estos momentos, un servidor se estaba empezando a poner nervioso porque veía como se estaba produciendo todo en nuestra contra. Parecía que los astros se habían alineados para quedarnos fuera…

Veía por un lado que los italianos a través de Higuain, Mandzukic, y Douglas Costa nos generaban el miedo en el cuerpo, aprovechándose de una defensa madridista que hacía “aguas” por todos lados. Los laterales se olvidaban de defender, a Varane y Vallejo le costaba un mundo para las internadas juventinas y el centro del campo no cerraba los espacios como era adecuado… Sin balón sufrimos lo que no está escrito.

Todo lo contrario sucedía con el balón en los pies. Si bien es cierto que durante el encuentro el Madrid abusaba de la verticalidad y se olvidaba de tener el control del choque, no era menos cierto que el conjunto de Zidane llegaba a puerta, pero se topaba con Buffon o con el colegiado, el cuál anulaba un gol legal a Isco en los primeros compases del partido. Esto no lo leéis en ningún medio…

Entre ocasión y ocasión del Real Madrid y justo cuando el equipo se empezaba a estirar un poco más y a sentirse algo más cómodo sobre el terreno de juego, nos volvería a caer otro palo encima. Gol de Mandzukic y 0-2. Jsto antes del descanso Varane mandaba un cabezazo al larguero… ¿Esto realmente estaba sucediendo?

Esa era la pregunta de los madridistas que no nos podíamos creer lo que estábamos viendo. Una Juve que prácticamente había llegado dos o tres veces al área se iba a los vestuarios doblando el marcador ante unos pupilos de Zidane que sin realizar su mejor partido, no merecían ir por detrás en el luminoso.

Un servidor se le hizo eterno el tiempo de descanso. Sinceramente, me temblaban hasta las piernas y no lo veía nada claro. Parecía que había algo que no quería que el Madrid pasara a Semis por octava vez consecutiva. Esto, se me pasó por la cabeza con mucha más fuerza tras ver el fallo garrafal de Keylor que produjo el 0-3 de Matuidi.

Los madridistas nos pellizcábamos, porque aquello no podía ser cierto. Parecía más una pesadilla en una de nuestras peores noches en la vida. Por mi rostro, tras ver ese 0-3 en el electrónico se me derramaban lágrimas de tristeza porque la situación era dramática, nadie se lo esperaba.

Eliminatoria igualada y la prórroga en el horizonte.  La Juventus firmaba ese tiempo extra y el Real Madrid, arriesgando en demasía porque un gol nos dejaba fuera, fue a por el tanto que tanto buscaba y evitar esos treinta minutos más. He de mencionar que Zidane jamás pensó en que el encuentro se alargara por la rapidez de los cambios, a diferencia de Allegri que reservó las sustituciones pensando en este tema.

Nos plantábamos en el 90. El Madrid con la pelota, se jugaba en campo Juventino. El equipo turinés replegado y perdiendo tiempo cada vez que podía… hasta que llegó el 93, pelota a la derecha de Kroos para Cristiano, el cuál asiste de cabeza a Lucas, y este es arrollado de manera CLARA por Benatia cuando ya se disponía el gallego a marcar. El árbitro señala penalti y se produce el júbilo en el Bernabéu.

Los jugadores juventinos, sin razón alguna, se comían al árbitro. Buffon salió expulsado por protestar con un alto grado de intensidad y se formaron tanganas dentro y fuera del terreno de juego. A todo esto, los jugadores de la Juve intentaban hacer todo tipo de artimañas para desconcentrar a Cristiano, pero este se aisló de todo.

Tras cuatro minutos que estuvo el juego parado, por fin se chutó el penalti… y si, esa pena máxima entró por la escuadra de la portería del conjunto italiano. Cristiano, con sangre fría tiró el penalti de manera inmejorable y en el madridismo se desataba toda la alegría y muchos aficionados derrochábamos lágrimas tras ver esa pelota entrar y darnos el pase. Era el expulsar todo el sufrimiento contenido durante todo el partido, sensación que solo produce nuestro grandioso equipo.

El Madrid por octava vez consecutiva está en semifinales. Ahora nos encontramos de nuevo con el Bayer de Múnich y nos tocará una vez más jugar la vuelta en casa. Se sufrirá y habrá momentos de la eliminatoria en el que lo pasaremos mal, pero ya sabéis somos especialistas en sufrir y en ganar, por lo que confianza máxima en los nuestros. Nadie dijo que esto fuera fácil. ¡Adelante Real Madrid!

Suscríbete a nuestro canal en YouTube

Dale click a este enlace para visitar nuestro canal de Abbcast allí encontrarás todos los programas : CLICK AQUÍ 








Sin vuestra aportación nos sería difícil continuar el proyecto como hasta ahora.

¡¡ Muchas Gracias !!

ElQuintoGrande.com no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores sea en esta web, podcast o sus respectivas Redes sociales.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies