Es el turno de Varane, por @elcarrildel2

Como parece que el asunto de la renovación de Sergio Ramos no da más de sí, y de que lo de la oferta del PSG y los desencuentros Florentino-Sergio no son tales, y que uno y otro saben que terminarán llegando a un acuerdo, todo parece volver a quedarse en otro invento más de aquellos que han sustituido el trabajo periodístico por la consulta a la bola de cristal, se hace necesario cambiar de futbolista.

Es el turno de Raphael Varane. Con la nunca bien ponderada introducción de “en Inglaterra dicen que…”, se lanza a la piscina de la especulación y el invento algún cofrade que el día que acierte una sale bajo palio de la redacción, M-30 arriba y M-30 abajo, con charanga amenizando la solemne marcha.

Mientras tanto, y ya mirando al partido de Villarreal, parece que Casemiro estará a disposición de Zidane, lo cual siempre es una buena noticia, a pesar de que no parece el futbolista brasileño estar atravesando su mejor momento.

Es el asunto de las convocatorias de las selecciones nacionales algo que convendría mirar con el debido detenimiento. Resulta absolutamente ilógico parar las competiciones nacionales, obligar a un futbolista a viajar miles de kilómetros para jugar un par de partidos (sean oficiales o amistosos), exponerle a los riesgos de lesiones inherentes a tal situación (y resultando perjudicado no la selección correspondiente, sino el club que le paga religiosamente, y que al verse privado del futbolista puede resultar perjudicado de manera irreversible en sus intereses deportivos legítimos).

Ya si todo lo anterior además se produce convocando a futbolistas que no se encuentran en todo su esplendor físico, la incomprensión resulta todavía mayor, casi me atrevo a decir que inasumible.

También parece que Dani Carvajal está recuperado de su lesión. Gran noticia, visto lo que ha penado el equipo en las últimas semanas en la posición de defensa lateral derecho, con lesiones sucesivas de Carvajal, Odriozola y Nacho, más el positivo de Militao.

Por fortuna, apareció Lucas Vázquez, que supo estar a la altura en un puesto que no es el suyo. El gallego, una vez más, lo dio todo en el campo, con mayor o menor acierto. Me alegro por él. Una cosa es criticar aspectos de su juego, futbolísticos, y otra es dar pábulo a esa cohorte de sujetos sin escrúpulos que se adentran en la crítica personal, absolutamente obscena, fuera de lugar, intolerable y rastrera.

Dice Courtois que no va a entrar en desmentidos de rumores, pero lo cierto es que después entra como un avión, en lo que se puede considerar una equivocación del belga, máxime si el asunto es cuestión antigua, caduca, que ningún agua de ningún molino va a mover a estar alturas. Hay que ser cuidadoso con esas cuestiones, que ya se sabe que nada quieren más los cofrades que ver cómo se enciende el ventilador, y se esparcen dimes y diretes, rumores, bulos, disparates, anécdotas, sinsentidos y boutades de todo tipo, color y condición.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies