El Madrid siempre vuelve, por @AleelMadridista

Necesitábamos ganar el clásico. A pesar de los palos que nos habíamos llevado recientemente y de la travesía por el desierto de la temporada pasada, los madridistas volvíamos a estar ahí. Volvíamos a creer en el equipo, volvíamos a ilusionarnos y a dejarnos la voz por y para el Real Madrid. Y por fin, esta vez sí, el equipo nos respondió.

Vimos a los nuestros enchufados y con ganas desde el minuto 1. Una plantilla que lo que le falta es el gol, pero que ayer le puso toda la actitud, la garra y el orgullo del mundo, que es lo mínimo que se le exige a un jugador que defiende la camiseta del mejor equipo del mundo.

No obstante, con estas cualidades nos enamoras a los madridistas. Porque se puede fallar más o menos. E incluso se puede perder un partido porque esto es deporte, y el otro equipo también compite, pero lo que no se puede tolerar es que no se le ponga ganas al encuentro. Ya lo decía Don Santiago Bernabéu: “La camiseta blanca se puede manchar de barro, sudor y hasta sangre, pero jamás de vergüenza”.

Afortunadamente, ayer no nos fallaron. Como cito al principio del artículo, los madridistas necesitábamos volver a vivir una noche mágica. Echaba en falta gritar los goles de mi equipo como si no hubiera un mañana. Echaba en falta emocionarme viendo a Marcelo correr a por Messi como si en eso le fuera la vida. Me encantó ver a Vinicius intentarlo una y otra vez insistiendo hasta que al final le llegó su premio. Nunca olvidaré la celebración de Casemiro al finalizar el partido como si de uno de los aficionados se tratara. En resumidas cuentas, echaba de menos vivir ese madridismo tan pasional y que se viera reflejado en el terreno de juego.

Una vez más hemos demostrado que el Real Madrid siempre vuelve. Ya lo dice la historia. Ya me lo decía mi padre cada vez que palmábamos en octavos mientras yo me iba a la cama entre lágrimas de tristeza. Anoche, solté algunas de emoción y de liberación, porque como os dije antes (y me repito) necesitábamos volver a vivir algo así.

Ahora toca seguir. No hemos ganado nada. Bajo mi punto de vista, esta liga no se puede escapar. Tenemos que pelearla hasta el final. Y seamos consciente de que nos pondrán adversidades por el camino. ¿La solución? Poner en cada partido la actitud que se puso ayer. Así saldremos campeones.

Hala Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies