El defensa lateral, por @elcarrildel2

Mucho venimos hablando en las últimas semanas acerca del rendimiento de los defensas laterales en el Real Madrid, sin duda debido a que es por esas zonas del campo, lógico por otra parte, por donde nuestros contrarios suelen encontrar las vías de más sencilla penetración hacia nuestra portería.

Meses, sino años, llevo escuchando a diversos madridistas arremeter contra las carencias defensivas de Marcelo Vieira da Silva Junior, acrecentadas más en los últimos meses, en los que nuestro futbolista atraviesa un estado físico que parece alejado de su mejor forma. Siempre se ha alabado el virtuosismo técnico del 12 del Madrid, y su capacidad para llegar a la línea de fondo contraria, para desde ella centrar con peligro, o bien penetrar en diagonal por el carril del diez, en busca de un disparo más o menos lejano y certero.

Sin embargo, esas virtudes innegables de nuestro jugador no parecen ser suficientes para algunos, que le reclaman una y otra vez su regresos premiosos a su puesto defensivo.

Me llama, sin embargo, la atención que, aun siendo cierto, se incida de manera tan machacona en ese asunto, y nada se diga de la debilidad que el equipo acusa, de la misma manera, por el flanco derecho de nuestra defensa, donde tanto Dani Carvajal como Álvaro Odriozola parecen tener los mismos problemas que el brasileño, toda vez que son futbolistas de muy parecido corte: proyección ofensiva constante, lo que les hace abandonar sus labores defensivas con cierta frecuencia.

Buscando una definición de defensa lateral, encuentro una que afirma que el defensa lateral tiene la misión principal de custodiar la zona lateral del terreno de juego, impidiendo que los adversarios se acerquen a la portería y marquen gol. Parece ser que su labor de contención debe primar sobre su proyección atacante y deben ser fuertes en la marca.

Mirando los dos últimos partidos del Madrid, contra el Ajax y contra el Girona, no parece que Carvajal, Marcelo y Odriozola hayan sabido resolver de manera eficiente su principal misión. En ambos partidos, los contrarios nos castigaron de manera reiterada por ambos costados, sin que ninguno de ellos fuera capaz de poner orden en los desequilibrios creados.

Cierto es que la aportación ofensiva de los tres es considerable, aunque como su nombre indica, la primera labor del defensa debe ser defender, siendo la del carrilero, en muchas ocasiones, más obligación del interior que del defensa lateral.

Quizás todo sea cuestión de ideas de fútbol diferentes. Achraf, que triunfa en Alemania, también pertenecía a esa escuela de laterales muy ofensivos y un tanto ligeros en la marca. Y si miramos a la cantera, no parece que los laterales habituales del Castilla, Sergio López y Fran García, vayan en la línea de revertir la tendencia que observamos en el primer equipo, quizás con Reguilón como una excepción con matices a la regla.

Si miramos un poco hacia atrás, me vienen a la mente defensas laterales como Chendo (actual delegado) o José Antonio Camacho. Su estilo era diferente. Fieros en la marca, no desdeñaban sumarse al ataque cuando la situación se presentaba propicia.

Que nadie me entienda mal. En ningún momento pongo en duda el trabajo, la entrega absoluta o la profesionalidad de Carvajal, Odriozola o Marcelo. Seguramente, el fútbol actual marque los derroteros por los que ellos transitan, pero como escribió Tsun Tzu, la defensa te hace invencible, el ataque te da la posibilidad de la victoria.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies