¿Dónde están los críticos de Courtois?, por @AleelMadridista

Justo ahora que voy a juntar estas líneas, se me viene un partido a la cabeza. Real Madrid – Brujas. Encuentro correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions. Un servidor acudió al Bernabéu y se sentó con toda la ilusión del mundo en el segundo anfiteatro del fondo sur.

Hasta ahí todo correcto. Sin embargo, muchos de ustedes recordarán que al descanso perdíamos 0-2. El Madrid estaba haciendo un juego muy pobre y los goles del equipo belga fueron fallos defensivos, entre ellos de Thibaut Courtois. Pues bien, el público asistente no dudó en tomarla con nuestro portero y le regaló una sonora pitada.

Yo, incrédulo, no entendía que los aficionados cargaran sus frustraciones contra el cancerbero madridista llegando al punto de pitarle cada vez que tocaba la pelota. Un servidor aguantó dos pitadas, pero a la tercera no me pude resistir, y dije a voz alzada: “Animad al equipo, apoyemos al portero y dejemos de pitar”. Al instante, se me encaró un señor de unos 65 años de edad y me advirtió: “Llevó viniendo al Bernabéu antes de que tu nacieras y nosotros siempre tenemos la razón, ese tipo (Courtois) es un paquete”.

Por respeto me callé y no le seguí el juego. Pero en estos momentos, tras finalizar la Liga con Courtois como Zamora de la competición y manteniendo la portería a cero en dieciocho ocasiones, me vuelvo acordar de toda esa gente crítica con el cancerbero, y en especial de aquél caballero que me decía que el público siempre tenía la razón. Pues mire usted, diez meses después de aquél encuentro se ha demostrado de que no siempre los que van a pitar al templo madridista están en lo correcto.

¿Qué dirán ahora? ¿Qué pensarán de Courtois? Espero que hayan cambiado de opinión porque el belga ha dado motivos para ello. Ha sido clave en la conquista de la Liga número 34. Ha respondido a la perfección siempre que los rivales le ponían en aprietos, y forma parte de la columna vertebral del equipo, dado que con sus paradas y buenas actuaciones dio seguridad en la zaga madridista.

Sin lugar a duda, Thibaut ha callado bocas. Queda la Champions y el viernes en Manchester tiene que ser clave para ayudar al equipo a conseguir el pase a cuartos, puesto que con la portería a cero todo será más fácil. Pase lo que pase, aquellos pitos y dudas que se crearon en torno al guardameta han quedado en un segundo plano. Recordemos, que algunos pedían a Areola como titular. Así estaba el patio… pero como dice el refrán español “el tiempo pone a cada uno en su sitio”, y Courtois lo ha hecho.

Hala Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies