Derribos Bernabéu, por @elcarrildel2

Ha bastado un empate en el Santiago Bernabéu, ante el Atlético de Madrid, para que las fuerzas ocultas hayan aflorado a velocidad supersónica. Toda la parafernalia destructiva se puso en marcha a eso de las seis de la tarde del día ocho de abril de 2017, para acometer, con entusiasmo incontenido, el derribo definitivo del estadio de Chamartín, y por ende, el cierre por liquidación de la sociedad Real Madrid C de F.

No es nada nuevo. A los enemigos declarados, archiconocidos y tradicionales, se unen en las ocasiones importantes un numeroso grupo de colaboradores, que disfrazan sus críticas bajo falsas capas de madridismo, de ese madridismo que acude raudo a Cibeles cuando hay algo que celebrar, pero que se agazapa y se esconde tras la crítica simplona, desmesurada, falta de toda lógica y de la más mínima reflexión, cada vez que un traspié sacude al Real Madrid.

El sábado, sin ir más lejos, fue el Real Madrid superior a su rival durante setenta y cinco minutos. Mereció sin duda el equipo la victoria, pues ocasiones creó y méritos hizo para ello. Sin embargo, y por aquello que diria Vujadin Boskov de que fútbol es fútbol, el resultado final fue de empate.

Al instante, el locuaz grupito, tras la pancarta de Derribos Bernabéu, puso en marcha su maquinaria de ataques al Real Madrid y a todos y cada uno de sus miembros. No se libró ni el palo de la bandera, que diría el clásico. Para este grupo, visto el partido y el resultado de ayer, lo mejor es derribar el estadio, cerrar la sociedad, y arrastrar el nombre de todos cuantos tomaron parte en un infame empate en el estadio Santiago Bernabéu, y nada menos que en un derby.

Que el Madrid sea líder de la competición, que nos estemos jugando buena parte de la temporada en estas semanas, nada importa para esos animosos hinchas que serían capaces de dirigir la sociedad en sus ratos libres, entrenar a los jugadores (los que sobrevivieran con ellos más de una semana, claro) para que ganasen todos los partidos un mínimo de seis a cero, pero ojo, marcando los seis goles en los primeros diez minutos, de manera que en el mes de octubre de cada año serían campeones de liga, champions, copa del rey, supercopas de España y Europa y Mundial de Clubes. Perdonen si me dejo algún campeonato digno de figurar aquí.

Para estos caballeros, que demuestran día tras día su profundo conocimiento, Zidane es un completo inútil, Keylor un paquete, la defensa un coladero, el medio del campo no existe, y la BBC tres vagos redomados. Serias dudas ofrece también el banquillo, y los entrenadores, y los médicos y fisios, y hasta Herrerín, delegado de campo.

Ellos no permitirían un empate bajo ningún concepto. Si bajo su mandato eso llegase a ocurrir, las cartas de despido estarían a disposición de los causantes antes de que llegasen al vestuario tras el desaguisado. Ficharían a otros veinticinco, o treinta, incluso trescientos nuevos jugadores, técnicos, médicos, fisios, porteros…y a ganar partidos sin despeinarse.

Creo que ha llegado la hora de la seriedad. El que no entienda de qué va esto, bien haría en dejarlo. El que no esté dispuesto a arrimar el hombro, en las buenas y en las malas, tras la victorias, los empates y sobre todo y ante todo en las derrotas, gran favor haría al equipo y al Club dedicando su precioso tiempo a mejores y más productivas empresas.

Bienvenida sea la crítica razonada, el reconocimiento de fallos y errores, pero no el ataque demagógico, y hasta soez, con el único propósito de hacer daño y dar pábulo y cancha a todos los enemigos declarados del Real Madrid. Cada día que pasa están más al descubierto, más retratados, en lenguaje actual. Ya no engañan a nadie, excepto a ellos mismos.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies