Cómo cambian las cosas… por @Aleelmadridista

Érase una vez un tiempo en el que un equipo ubicado en el noreste de España, llamado Fútbol Club Barcelona estaba cosechando buenos resultados, y corrían tiempos maravillosos en la institución. Ellos ganaban, el Real Madrid no estaba en su mejor momento, y todos eran risas y fiestas. Es en ese momento en el que tras ver unos arbitrajes que dejaban mucho que desear en contra de nuestro club, los madridistas decidimos manifestar nuestro malestar. Acerca de estas quejas, desde la prensa catalana y el mundo culé se comentó que eran de segundones y que llorar de árbitros era de perdedores, esto último incluso lo llegó a comentar jugadores del Fútbol Club Barcelona.

No obstante, los tiempos que transcurren en la actualidad son bien distintos (los malos arbitrajes que recibimos siguen existiendo) y la situación le pese a quién le pese no es para nada igual a la de hace unos años, aunque muchos no lo quieran ver. Ahora resulta, que el Real Madrid de un tal Zinedine Zidane lleva sin perder desde el mes de Abril, y el Barça… el Barça ya no es lo que era, y bajó la desesperación de encontrarse por debajo del equipo de Concha Espina, les lleva a quitarse la careta, y a hacer exactamente lo mismo de lo que criticaban… y encima sin razón, ahí lo más grave, ya que, un dato que olvidan es que de los últimos sesenta y un partidos de liga solo han pitado un penalti en contra del Barcelona, mientras que al Madrid le han señalado diez en su contra.

Todos los que en estos momentos se estén disponiendo a leer este artículo,  habrá escuchado y habrá visto la declaración de Gerard Piqué después del Athletic – Barça de copa (partido que acaban jugando contra nueve) además del gesto del mismo ser, tras el Villarreal – Barcelona (partido en el que no le pitan un penalti en contra de su equipo), que refleja un claro síntoma de que los tiempos en Can Barça no son del todo bueno y están viéndose claramente inferiores al Real Madrid, y es por ello por las que están haciendo este tipo de declaraciones y gestos, que están realizadas con un claro fin: condicionar las competiciones bajo el victimismo de los culés, que lo sacan a relucir desde que algo no les va bien.

Hablando de síntomas, creo que esto es bueno para el madridismo, porque este lloriqueo es un claro indicio de que se han percatado del domino madridista, y están intentando desestabilizar al Real Madrid por todos los medios. Es por ello, por lo que considero que el caso que hay que hacerle a señoritos como Piqué es nulo, y que si quieren seguir ejerciendo ese papel de segundón, que sigan, que se les da de maravilla y los madridistas no tenemos problema alguno, es más, estamos encantado de ello, porque volvemos a lo que ha sucedido siempre: El Barcelona llorando y llorando y el Real Madrid buscando a través del esfuerzo y del trabajo los títulos para sus aficionados.

HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies