Brahim Díaz confirma la política de fichajes, por @elcarrildel2

Acto de presentación en el palco de honor del Estadio Santiago Bernabéu de Brahim Abdelkader Díaz, futbolista malagueño de tan solo 19 años (3-08-1999), procedente del Manchester City, adonde había llegado traspasado del Málaga hace ya unos años, y del que ha salido a falta de seis meses para finalizar su contrato, descontento por las pocas oportunidades de que ha podido disfrutar con el primer equipo citizen.

Mediocampista menudo (1,70 metros de estatura y 69 kilos de peso) con clara vocación ofensiva, en las redes están algunos de sus mejores goles, si bien quizás debiéramos quedarnos con su capacidad de organizar el juego y de llevar el balón a las posiciones atacantes. Jugador capaz de utilizar ambas piernas con la misma soltura, dicen los expertos que es zurdo. Por el carril del ocho, le he visto desenvolverse con soltura y maestría. Dueño de un regate y un disparo seco, que es capaz de armar en escasas décimas de segundo.

Firma hasta 2025, confirmando la política de fichajes del Club en estos últimos años: contratar a los mejores futbolistas jóvenes, mediante compromisos prolongados, que permitan al futbolista afrontar su futuro con tranquilidad, con tiempo para asentarse en la ciudad y en el equipo, de tomar la medida a la dimensión colosal que supone ser futbolista del Madrid, algo imprescindible en chavales jóvenes aún con toda su carrera por delante.

Si nos atenemos a la valoración que de Brahim hace Transfermarkt, el precio pagado por el Madrid es elevado. En cinco millones tasan al futbolista los expertos. Quince millones según unas versiones, diecisiete según otras, es lo pagado por Florentino Pérez, en el que constituye su primer fichaje de un invierno que se presenta más agitado de lo habitual debido a la situación del equipo en la clasificación liguera.

Si nos atenemos a las palabras de Brahim en su primera rueda de prensa como madridista, debemos afirmar que su escuela ha sido buena. Su mentor es Pere Guardiola, hermano de Pep, confirmando que en el fútbol moderno el sentimiento se asienta en la grada, y la profesionalidad en el terreno de juego.

No es óbice lo anterior para haber visto a Brahim besar el escudo del Madrid, tras afirmar que nuestro Club es el mejor del mundo, y su único destino contemplado para salir del City. Mantiene Brahim (y no seré yo el que lo ponga en duda) ser del Madrid desde pequeñito, y estar presto y dispuesto a formar parte del once ya el próximo miércoles, en el partido de Copa del Rey que nos enfrentará al Leganés.

Para los amantes de la estadística, Florentino Pérez, en sus dieciséis temporadas como Presidente del Madrid, ha realizado sesenta y siete fichajes. De ellos, veintitrés han sido de futbolistas de más de veinticinco años (solo dos de más de treinta, Carvalho uno y Diego López el otro), siendo cuarenta y cuatro inferiores a esa edad. El último de este grupo, Brahim Díaz. Esperamos del malagueño grandes cosas, con la máxima exigencia, con la debida paciencia y con el respeto de un colectivo arbitral español que no lo está teniendo con nuestros futbolistas desde hace ya mucho tiempo.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies