Así se pierden ligas, por @DaniManso04_

Empate en el feudo blanco, los goles del alemán, Toni Kroos y del capitán, Sergio Ramos de penalti sirvieron para remontar el tempranero gol del delantero internacional ruso, Fiódor Smólov, pero no para evitar el pinchazo con el gol en los instantes finales de Santi Mina.

Noveno pinchazo del Real Madrid en la competición doméstica, el conjunto de Zinedine Zidane se ha dejado otros dos puntos en la lucha por alzarse campeón de La Liga. Una derrota, en Son Moix y ocho empates, el último ante el Celta de Vigo en el Santiago Bernabéu, que pese a permitir al Real Madrid seguir líder, recorta la distancia que le saca a su máximo rival, al FC Barcelona a un solo punto. Tropiezo inesperado para la parroquia madridista, ya que tras la contundente remontada en El Sadar y la victoria del Barcelona en el Nou Camp ante el Getafe, se esperaba una clara victoria del Real Madrid ante un rival que está en la lucha por salir del descenso. Del que ha logrado salir gracias a puntuar en el Santiago Bernabéu.

Ya van 24 jornadas de La Liga, donde el Real Madrid ha logrado 15 triunfos, dejándose 19 puntos entre los nueve pinchazos, pese a comenzar el año en un espectacular estado de forma, ganado la Supercopa de España y el derbi liguero al Atlético de Madrid en casa, esta buena racha de triunfos y de fortaleza defensiva parece estar debilitándose, ya que el Real Madrid ha encajado 7 goles en los últimos 3 partidos; 2 frente al Celta, 1 en su visita a Navarra y 4 en cuartos de final de Copa del Rey ante la Real Sociedad, lo que costó la eliminación de esta ilusionante copa. El Real Madrid casi iguala la cifra de goles encajados (8) en los 15 partidos anteriores a la visita a El Sadar.

Y es en partidos como estos, contra rivales como el Real Betis, Athletic Club o Celta de Vigo, donde juegas en casa, tienes el control y dominio del juego, no paras de crear ocasiones pero no las materializas y por falta de tiempo, errores muy puntuales o destellos de gran calidad de los jugadores rivales suman goles a su favor, como fue el caso del gol de Santi Mina tras un magnífico pase de Denis Suarez.

El Real Madrid está mostrando un estilo de juego infinitamente superior y mucho más bonito que en las anteriores campañas, donde solo se comete el error de abusar de centros al área rival cuando solo hay un rematador, excepto en los balones parados. Muchos de estos centros, la grandísima mayoría son neutralizados por la zaga defensiva del equipo contario sin ningún peligro. Para este tipo de juego, el serbio Luka Jovic debería disfrutar de más minutos, sobre todo en partidos donde uno puede perder ligas…

Daniel Manso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies