Aquí pasa algo, por @elcarrildel2

Mientras don Javier Tebas está entretenido con el tamaño y la tipografía de los números y los nombres de las camisetas de los futbolistas, cuestión de trascendental importancia para el devenir de La Liga como todos sabemos, otros asuntos, aunque de mucho menor calado, como por ejemplo el VAR, siguen durmiendo el sueño de los justos en las mentes de nuestros rectores deportivos.

Visto lo visto en la primera jornada, tampoco es que haga mucha falta. Corroborado quedó ayer que lo que un día es fuera de juego de Cristiano Ronaldo (estaría ese día en el Camp Nou el ojo de halcón), es posición correcta de otro unos días después en ese mismo escenario.

Luego ya en La Coruña, el Sr. González afinó criterio para sacar la segunda tarjeta amarilla a Sergio Ramos, y mostrarle la que es su decimoctava tarjeta roja en cuatrocientos cuatro partidos de liga con el Real Madrid. Habrá que ver si, en próximos compromisos, todos los saltos con los codos son evaluados de la misma manera, o el criterio, como el viento, habrá cambiado en la dirección de siempre, esa que con tanto ahínco señalan desde la jefatura arbitral.

Mientras tanto, en los partidos (doscientos cuarenta y seis entre el Real Madrid y la Selección Española) jugados por nuestro capitán en Champions y con España, y que han sido arbitrados por colegiados no españoles, el total de tarjetas rojas vista por Sergio Ramos asciende a únicamente tres. Sí señores, han leído ustedes bien, tres.

Es decir, mientras en España, los árbitros españoles le muestran a Sergio Ramos una tarjeta roja cada 22,44 partidos, en Europa esa cifra asciende hasta los 82 partidos, o sea, casi cuatro veces más. Viendo estas cifras, podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, y en línea con lo dicho por nuestro entrenador, que “aquí pasa algo”.

¿Y qué puede estar pasando? Pues a eso nos puede, y hasta nos debiera, responder, don Victoriano Sánchez Arminio, incluso el mismo don Juan Luis Larrea, actual Presidente de la Federación Española de Fútbol, y que al parecer no admitió la renuncia del cántabro.

Desde mi modesta opinión, estamos llegando a un punto de no retorno. O se arreglan de manera urgente las gravísimas deficiencias del arbitraje español, o el camino que nos queda por recorrer para ser la chirigota futbolística de Europa quedará reducido a la nada absoluta.

El esfuerzo que hace el Real Madrid para mantener un equipo de futbolistas sobresalientes, capaz de competir con los mejores del mundo año tras año en los escenarios más rutilantes del fútbol internacional, no puede verse empañado por campos que se caen a trozos, realizaciones y comentaristas televisivos de palmaria subjetividad, vestuarios infames y arbitrajes parciales, en los que el error es la norma y el acierto la excepción destacable.

En fin señores, que en lugar de estar escribiendo sobre los cuarenta y cuatro pases seguidos que dieron los once futbolistas del Real Madrid durante la noche de ayer en Riazor, a lo largo de ciento siete segundos, y que culminó con el gol de Casemiro que ponía el 0-2 en el marcador, tenemos que llenar el artículo con las ocurrencias de don Javier Tebas, y los errores arbitrales de los colegiados de don Victoriano. Lo dicho, la mejor liga del mundo.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies