Al «Matadero», allá vamos, por @Aleelmadridista

Hoy soy pesimista de cara al clásico. Lo reconozco. Pienso que nos van a golear y que lo que veamos pueda ser humillante. A esta hora, sentarme delante del ordenador y decir lo contrario sería engañarme a mí mismo y a vosotros que estáis leyendo este artículo. No obstante, somos del Madrid y cuando llegué el partido pensaremos otra cosa totalmente diferente.

Quizás seamos ilusos. O quizás no, vayan ustedes a saber. Sinceramente, lo que llevamos viendo del Real Madrid en este último mes deja mucho que desear. Un equipo sin profundidad, sin generar ocasiones que desespera y aburre literalmente al espectador. ¿Dónde habrá quedado aquél Madrid que vapuleó a la Roma allá por el mes de septiembre? Me preguntó constantemente sin encontrar respuesta.

Estamos viendo a un Asensio que está en un nivel ínfimo. A un Modric que no es ni la sombra del que vimos en el Mundial. A un “cumplidor” Nacho que es de todos menos “Cumplidor”. O sea, estamos aguantando a futbolistas en un nivel paupérrimo, y para colmo con un entrenador al que se le ve desbordado y toma todas las decisiones de manera erróneas. Aún me pregunto… ¿Y Vinicius pa´cuando? Entre otras cosas.

Puede parecer que el Madrid es un auténtico desastre y que está en crisis. Como dije ayer en el programa de esta web, soy un tipo con paciencia y optimista pero este equipo de Lopetegui está pudiendo conmigo la verdad. La derrota ante el Levante y la victoria con desencanto ante el Viktoria Plzen han agotado prácticamente toda mi paciencia con esta plantilla. Pero llegará el domingo y todo será diferente.

Puede sonar un tanto contradictorio, pero quién sepa lo que es el Madrid me entenderá. Todos sabemos que el Barça – Madrid no es un partido más. Vamos al Camp Nou y hoy puede parecer que nos pueden hacer como mínimo una manita. No obstante, llegará ese 28 de octubre, me pondré mi camiseta y bufanda del Real Madrid y lo primero que diré será un “hoy ganamos, no tengo duda”. Es lo que tiene tener un amor incondicional por un equipo, el cuál siempre que veo, lo hago con la disposición de pensar que va a ganar. Me es imposible no creer en ellos a la hora de sentarme delante del televisor, por lo que a la hora del partido tendré unos nervios impresionantes y me “olvidaré” de todo lo ocurrido hasta la fecha.

Tal vez suene un tanto surrealista, pero es lo que tiene el fútbol y concretamente el Real Madrid. Hoy, la esperanza que tengo es que se nos da bien ir al “matadero”, a las pruebas me repito, ya que siempre que vamos en una situación parecida a la actual solemos dar la “campanada”.

En definitiva, el madridista estoy seguro de que ahora no cree nada en sacar algo positivo del Camp Nou. No obstante, llegará el domingo y todos confiaremos en esos “cabrones” que llevan la camiseta blanca y que nos lo están haciendo pasar bastante mal últimamente. Sin embargo, es ver mi collar del Real Madrid y pensar: “¿Cómo no voy a confiar en una victoria el domingo? Sinceramente, no va conmigo. Así que, a por todas al campo del eterno rival, sin olvidar nunca lo que somos, el equipo más grande de la historia del fútbol.

HALA MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies