Achraf quiere jugar, por @elcarrildel2

Mantiene Achraf Hakimi, defensa del Real Madrid cedido en el Borussia de Dortmund hasta el próximo treinta de junio, que él lo que quiere es jugar, y que en su equipo actual tiene la oportunidad. No seré yo el que enrede acerca del fondo de sus palabras, máxime conociendo como conocemos la manera de preguntar (no sin segundas intenciones ni de manera inocente) de algunos periodistas deportivos españoles.

Lo malo del asunto es que no parecía ayer (por mucho que el equipo actual de Achraf se impusiese al PSG en la Champions) el mejor día para inquirir por esos asuntos. Por la mañana (por cierto, con una espera excesivamente prolongada, me atrevo a decir que impropia y hasta innecesaria, entre la presencia del futbolista en el terreno de juego y la rueda de prensa) había sido presentado Reinier, la última perla del fútbol brasileño, y que pese a su corta edad llega con la vitola de campeón de Brasil con el Flamengo, y de la Copa Libertadores.

Es de suponer que la intención con la que llega Reinier es también la de jugar (en el primer equipo digo) si bien de momento se alineará con el Castilla de Raúl. En esto del fútbol, como en casi todo, no parecen las prisas ser buenas consejeras, ni los atajos los caminos más rápidos para llegar a la meta. Pueden todos los jóvenes mirarse en el espejo de Casemiro, Valverde, Carvajal, Lucas Vázquez, Marco Asensio, o los más recientes Vinicius, Rodrygo o Brahim, ahora Reinier, para constatar esa circunstancia.

Por las prisas hemos visto perderse a unos cuantos futbolistas. Tuvo Achraf, de la mano de Zidane, sus minutos en el Madrid. Y pareció conveniente facilitar su salida, en forma de cesión, para que las enormes cualidades mostradas por el futbolista en las categorías inferiores se fueran asentando y confirmando en equipos y campeonatos de mayor cuantía.

Dicho lo anterior, no es lo mismo, y eso lo debe saber Achraf, jugar en cualquier otro equipo a hacerlo en el Madrid, donde la camiseta y el escudo pesan más, infinitamente más, que en cualquier otro club, y la presión es de tal magnitud que muchos no han podido resistirla. (En este sentido, conviene volver a recordar las palabras de Vicente del Bosque, tantos años trabajando con la cantera, que ya advirtió que el noventa por ciento de los futbolistas que no llegan al primer equipo no lo hacen por falta de cualidades técnicas o tácticas, sino porque mentalmente no han podido soportar la presión que supone el día a día del Madrid).

Dice Achraf que quiere jugar. Es lo mismo que contestarían Martin Odegaard, Dani Ceballos, Kubo o Lunin, por citar únicamente a algunos futbolistas cedidos que están destacando en sus actuales equipos, con la mirada puesta en su retorno al Santiago Bernabéu, como meta final de sus esfuerzos. Porque les guste o no, y utilizando el símil taurino, el Madrid y el Bernabéu son los que dan o los que quitan, los que te confirman, o no, como máxima figura de este deporte llamado fútbol.

Como la mañana va de citas, recuerdo ahora aquella frase de José Antonio Camacho, referente a tirar la puerta cuando te dan la oportunidad. Convendría que los jóvenes aspirantes se la apuntasen, y que tomasen buena nota de que en este Club, el cartero nunca llama dos veces.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies