Acerca del despido de Álvaro Benito, por @elcarrildel2

Dice un antiguo refrán español que no se puede estar en misa y repicando. Con seguridad, eso es lo que le ha ocurrido al bueno de Álvaro Benito, despedido de manera fulminante del Real Madrid, tras una intervención en el programa radiofónico «El Larguero», de la Cadena SER, del que es colaborador habitual.

En su parlamento, un análisis del partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, entre el Real Madrid y el FC Barcelona disputado unos minutos antes en el Estadio Santiago Bernabéu, el ex futbolista criticaba de manera muy severa a varios jugadores de la plantilla del Real Madrid, como Casemiro, Kroos y Sergio Ramos. Tras sus palabras, ¿qué otra salida le quedaba al Real Madrid sino el despido inmediato? ¿Alguno de ustedes piensa que criticar a la empresa en la que prestas tus servicios profesionales, o a empleados de la misma, acusándolos de no hacer su trabajo, o de hacerlo mal, o diciendo que no merecen formar parte de la plantilla, no iba a significar la expulsión de la misma de manera fulminante?

Que nadie se llame a engaño, ni se haga cruces. Nadie duda del madridismo de Álvaro Benito, como tampoco se pueden admitir sus críticas, quizás exacerbadas por la derrota que acababa de sufrir el Real Madrid en su estadio. Craso error el suyo, que le ha costado su salida del Club al que tantos años llevaba vinculado, como jugador primero (llegó al Real Madrid con tan sólo catorce años, de esto hace ya veintiocho), y como entrenador desde hace tres años.

Conviene igualmente señalar a todos aquellos que se han mostrado escandalizados por la medida adoptada por el Real Madrid, que miren en sus propias casas. Habitual resulta ver a tertulianos, colaboradores y periodistas de plantilla (algunos con décadas de servicio a la empresa a sus espaldas) ir y venir de una empresa a otra, tras salidas más o menos airosas, amistosas o abiertamente hostiles.

Las palabras de Álvaro Benito se tornan aun más inoportunas al haber sido pronunciadas en los tiempos que corren, con una prensa (salvo honrosas y puntualísimas excepciones) declaradamente antimadridista, crítica con todo y con todos los que algo tienen que ver con el Real Madrid. Insoportable e inasumible resulta que alguien, desde dentro, se una al coro de los que han hecho del ataque permanente al Real Madrid y a sus integrantes santo y seña de su actividad diaria.

Lo siento por Álvaro Benito. Su equivocación es imperdonable, no se puede pasar por alto, ni debe la misma ser permitida, máxime en alguien con ya una muy prolongada trayectoria y sobrada experiencia para conocer cómo son los códigos de actuación en estos casos.

Alguien dijo una vez que no se debía escupir en la mano de quien te da de comer. Para desgracia de uno y otro, es lo que ha hecho, creo que de manera involuntaria y en un momento de ofuscación, Álvaro Benito. Ahora toca asumir las consecuencias.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies