La Undécima, la Champions del entrenador que no le ganó a La Roda, por @AleelMadridista

Inicios del año 2016. El Real Madrid estaba hecho un solar. El vestuario roto y sin aguantar al entrenador Rafa Benítez. Un servidor y mi compañero Carlos Rojas fichábamos por El Quinto Grande, y esté, precisamente, un 4 de enero de 2016 era presentado como entrenador del primer equipo del Real Madrid. A partir de ahí, la vida de todos los madridistas cambió…

Y como toda novedad el fichaje de Zidane generó incertidumbre. El francés dejaba el banquillo del Estadio Alfredo Di Stéfano por el del Santiago Bernabéu. No tenía mucha experiencia como entrenador, y era una apuesta arriesgada, más aún si tenemos en cuenta la delicada situación que atravesábamos.

Recuerdo el podcast que hicimos en El Quinto Grande tras conocer la noticia. Todos teníamos dudas de cómo podía salir esto. No había ninguna referencia de Zidane en otros clubes de primer nivel. Era toda una novedad y para un entrenador inexperto coger aquél Madrid era un tanto arriesgado…

No obstante, como dice el famoso dicho “quién no arriesga, no gana”. Y así fue. Ni los más lunáticos imaginábamos el éxito que tendría Zidane aquella temporada dirigiendo a Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y compañía. Y ya que decir de lo que vino temporadas venideras, ni en nuestros mejores sueños esperábamos ganar tres copas de Europa consecutivas.

Sin embargo, la primera de Zidane la guardo en mi memoria con especial cariño. Como dije antes, el equipo estaba roto. Con la liga prácticamente perdida y con una eliminatoria europea ante la Roma. Recuerdo que el inicio de la andadura de Zinedine fue buena. Empezó con buenas sensaciones con una goleada ante el Deportivo de la Coruña
y Sporting de Gijón en el Bernabéu . Cuanto menos, la actitud del equipo había cambiado, y con ello empezaron a mejorar los resultados.

Desde enero, hasta el 28 de mayo, día de la final de la Copa de Europa, el Real Madrid estuvo en una constante evolución, llegando al punto de que se luchó una liga que estaba prácticamente perdida y se ganó la undécima Champions tras vencer al Atlético de Madrid en Milán.

Eso sí, hay que decir que la ilusión iba aumentando a medida que avanzaban los meses . A excepción del mal partido ante el Wolfsburgo en Alemania (ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones) el equipo iba entrando en una dinámica positiva y sacaba los partidos adelante. Estando a siete puntos, se ganó al FC Barcelona en el Camp Nou y con un jugador menos. Aquél clásico fue un punto de inflexión en la plantilla y demostró que aquel año se podían hacer cosas grandes.

Y vaya si se hicieron. Acabamos reinando en Europa. Y a partir de ahí cayeron dos Champions más. Por lo que, a pesar de los críticos y de los negativos, aquel entrenador que no fue capaz de ganar a La Roda cambió el destino de un Real Madrid que iba abocado al desastre. El resto es historia.

Hala Madrid

Foto : RealMadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies