La Cuarta Copa de Europa, 1959 por: @DJARON10

CUARTA COPA DE EUROPA AÑO 1958-1959

El Real Madrid venía de conseguir tres títulos de forma consecutiva y su delantera parecía inmejorable; sin embargo, Don Santiago Bernabéu consiguió dar un nuevo salto de calidad con la incorporación de Ferenc Puskas. El húngaro llegó con 31 años, pero demostró conservar intacto su instinto goleador.

OCTAVOS DE FINAL:

El primer partido de la competición enfrentaba al Real Madrid contra el Besiktas en el Santiago Bernabéu, era la primera vez en la historia que el equipo blanco jugaba contra un equipo turco.

Los madridistas dominaron el partido y sólo una noche extraordinaria de Varol evitaron la goleada. En el minuto 59″, Santisteban marcó con un disparo desde fuera del área que sorprendió al meta truco. El 2-0 definitivo fue obra del francés Raymond Kopa en los últimos minutos del encuentro.

El partido de vuelta en Estambul fue muy tranquilo, gracias a un gol de Santisteban . El Besiktas no creó mucho peligro y el partido acabó con tablas en el electrónico 1-1.

CUARTOS DE FINAL:

El rival en cuartos fue el Wiener SK austríaco. El partido de ida se jugó en Austria y en él se pudo disfrutar por última vez de la delantera más mítica de la Copa de Europa. Rial, Di Stéfano, Puskas, Kopa y Gento, no volverían a jugar juntos en esta competición.

El partido estuvo marcado por la dureza del juego, que provocó la expulsión de Puskas en la primera parte. El Wiener era un equipo muy joven y con velocidad pero, no supo aprovechar la oportunidad de jugar con un hombre más. Ambos conjuntos se limitaron a defender y el partido acabó 0-0.

El partido de vuelta en Chamartín fue un auténtico espectáculo por parte del equipo blanco, cada vez que lanzaban a puerta se convertía en un nuevo tanto para los madridistas. Cuatro goles de Di Stéfano y una desastrosa actuación del portero austriaco propiciaron un 7-1 histórico.

SEMIFINALES:

La semifinal cruzó a los dos mejores equipo de la capital de España, Real Madrid y Atlético de Madrid. La ida se jugó en Chamartín con unos primeros 45 minutos muy emocionantes. Chozo adelantó al los rojiblancos en el 15″ y justo un minuto después Rial igualó el encuentro. Las siguientes jugadas estuvieron protagonizadas por el arbitro que señaló dos penaltis. Puskas marcó el suyo para los blancos, mientras que el de Vava lo interceptó el portero madridista Domínguez. Con 2-1 se llegó al descanso y se mantuvo el mismo resultado hasta el final.

En el partido de vuelta el entrenador del Real Madrid jugó a defender el resultado. Finalmente no lo consiguió y un gol de Collar en el 43″ forzó el partido de desempate.

El partido decisivo se disputó en Zaragoza y al igual que en los anteriores la igualdad fue la nota dominante. En el 16″ marcó el Madrid con un gol de Di Stéfano pero, la alegría duró poco ya que Collar igualó el partido tres minutos después. Las ganas por estar en la final por parte del Atlético de Madrid, hicieron que atacara descuidando totalmente la defensa, y esos fallos los aprovechó Kopa para decidir la eliminatoria con un gol al contraataque en el minuto 40″ de partido.

FINAL EN STUTTGART:

En esta cuarta final, el Real Madrid tuvo que viajar a Alemania, más concretamente a Stuttgart. El rival , una vez más los franceses del Stade Reims. En los días previos al partido se recordó a los aficionados las victorias madridistas en la Copa Latina de 1955 y en la Copa de Europa 1956. Si en aquellas ocasiones el Madrid había salido victorioso, en esta ocasión, el optimismo era aún mayor ya que el Stade Reims no era tan potente como en años anteriores.

La confianza en el triunfo de la afición madridista se confirmó en los primeros minutos . Zárraga robó un balón y el contragolpe lo culminó Mateos con un disparo muy potente que encontró al portero descolocado, 0-1 para el equipo blanco. El Madrid no se relajó y continuó con su dominio absoluto sobre los franceses. En una de las muchas ofensivas blancas , Mateos fue trastabillado por Jouquet cuando se dirigía en buena posición para marcar el segundo tanto, el colegiado señaló la pena máxima. El lanzador por excelencia era Di Stéfano pero en esta ocasión se lo cedió a Mateos que erró el lanzamiento. El fallo animó a la afición francesa , que por cercanía y otras cuestiones poblaban gran parte del estadio.

El equipo francés, al ver a la afición tan volcada recurrió al juego duro para frenar el ataque madridista. El primero en ser atendido por la dureza fue Mateos y poco después Kopa, que arrastraba molestias en el tobillo. Con el 0-1 se llegó al descanso.

La segunda parte no pudo comenzar mejor para el Real Madrid. A los dos minutos un disparo raso de Di Stéfano pasa pegado al poste de Colomma que no puede hacer nada para evitar el 0-2 . La falta de concentración del Stade Reims, en el inicio de ambas partes , marcó claramente el desenlace del partido. Con este 0-2 final, el Madrid se proclamaba por cuarta vez consecutiva campeón de Europa.

@DJARON10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies