Real Madrid – Malága (2-1) “Volver a ganar” por @omar_vhdez

Real Madrid – Malága (2-1) “Volver a ganar”

Segundo partido consecutivo en el Santiago Bernabéu, un partido muy importante no solo por los tres puntos sino por lo que representaba el  volver a ganar, un equipo muy afectado anímica y mentalmente por lo que dos derrotas consecutivas significaban tras una racha impresionante de 40 partidos sin perder saltaba al terreno de juego convencido de que una victoria podía caer como agua fresca en el desierto y contra viento, marea y falta de pegada se consiguió.

Ramos al rescate

La primera mitad fue un drama durante los primeros minutos, el Málaga salió al campo a buscar hacer daño pero con una cierta timidez que le daba oportunidad al Real Madrid de generar ocasiones importantes, la falta de pegada quedó demostrada de forma incuestionable con ocasiones clarísimas falladas por Benzema y Cristiano, la primera al minuto 10’ con un cabezazo picado al piso de Benzema que se marchó por encima del arco. Minutos después respondía el Málaga con una ocasión muy clara del Chory Castro que afortunadamente pegó en el palo y no entró en la portería.

El partido continuaba con una cierta falta de confianza por parte de los jugadores del Madrid, la imprecisión se hacía presente en cada una de las jugadas de ataque y la definición correcta brillaba por su ausencia en ocasiones claras de Cristiano y Benzema.

En el minuto 16’ Marcelo se marchaba del terreno de juego con una aparente lesión muscular y tuvo que entrar Isco en su lugar para pasar a Lucas Vazquez al lateral derecho y a Nacho al lateral izquierdo. Este ajuste no cambió al Real Madrid porque Nacho realizó una enorme labor en una posición no extraña para él, se lanzó bien en ataque y no descuidó los ataques del rival por su banda.

En el minuto 35’ el partido tomaba un vuelco importante, Sergio Ramos aparecía en una jugada a balón parado para poner el 1-0 en el marcador y no solo adelantaba al equipo sino que su gol resultó balsámico para rebajar la ansiedad de los blancos, pero su intervención casi divina no terminó ahí, nuevamente en el 43’ aparecía para poner el 2-0 en otra jugada a balón parado aunque al parecer en fuera de juego, aun así el gol subió al marcador y le daba la ventaja al equipo local.

La sequía

En la segunda mitad el Málaga decidió atreverse un poco más y el partido pasó por varias fases donde tanto ellos pudieron empatar el partido como el Real Madrid sentenciarlo pero nuevamente la sequía goleadora de nuestros delanteros evitó poner un gol más en el marcador que devolviera la calma al encuentro.

En el minuto 63’ Juan Carlos desbordaba por la banda y el rechazo de su disparo le quedaba a Juanpi que no perdonó y puso el 2-1 en el marcador.

Tras el gol del Málaga el Madrid no perdió el temple y buscaba controlar el partido a su propio ritmo y generar ocasiones, ocasiones que llegaron pero no fueron correctamente finalizadas, la más clara al minuto 75’ en un remate de Cristiano que disparó al palo tras un gran control con el pecho.

Los minutos avanzaban y Benzema se retiraba del terreno de juego dejando su lugar a Morata, el tiempo terminaba y el partido acabó por entrar en un letargo en el que el Málaga bajó los brazos quizá producto del cansancio y el Real Madrid buscaba solamente hacerse con la posesión del balón para evitar un susto del rival.

Al final el colegiado pitaba el final del encuentro, un encuentro en el que el Madrid se llevaba tres puntos importantísimos que le permiten coger oxígeno y tratar de retomar la confianza perdida desde Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies