Real Madrid – Espanyol (2-0) “El retorno del príncipe” por @omar_vhdez

Real Madrid – Espanyol (2-0) “El retorno del príncipe”

88 días después Gareth Bale volvía a una convocatoria con el Real Madrid, el galés regresa de una lesión importante que le impidió perderse muchos partidos y lo hacía por la puerta grande.

La mesa estaba servida en el Santiago Bernabéu, el equipo enchufado en la liga y bien posicionado en Champions presentaba una alineación poco habitual con la intención de dar descanso a muchos jugadores que debido a las lesiones de otros han acumulado muchos minutos en las piernas. Enfrente,  tenía al Espanyol de Quique Sanchez Flores que a pesar de no estar en su mejor estado de forma la necesidad de sumar puntos lo hacían un rival importante a pesar de la superioridad del Real Madrid.

Despliegue Físico

La primera mitad fue una demostración de despliegue físico por parte del equipo blanco, los jugadores menos habituales como podrían ser Morata, Isco, Pepe y recientemente Kovacic que ha perdido protagonismo en el equipo con el regreso de Modric, demostraron estar dispuestos a pelear por un puesto, todo el equipo corrió, presionó y busco generar superioridad numérica en campo contrario. Esto hacía que el Espanyol encontrará muchas dificultades para encontrar continuidad en su juego y caía en errores que el Real Madrid no aprovecho en su totalidad.

Para el minuto 27 Cristiano llevaba una demostración de futbol, el portugués exhibía quizá su mejor versión de lo que vamos de temporada contribuyendo al juego colectivo y generando ocasiones, tan así fue que incluso en el 31’ le anularon un gol por fuera de juego. Fue hasta el minuto 33’ que Morata metió el primer gol del encuentro con un remate de cabeza colocadísimo, imposible para Diego López.

Así llegábamos al descanso con un marcador favorable pero con una sensación de mucha superioridad ante un Espanyol que no encontraba la clave para generar peligro.

El príncipe de Gales

En la segunda mitad Zidane decidió repartir minutos para tener a todos enchufados y con ritmo. Al minuto 60’ el partido seguía con el mismo ritmo y sensaciones que en el primer tiempo, sin embargo esta superioridad no se veía capitalizada en el marcador, al minuto 68’ Cristiano perdonó el segundo gol tras un pase de Morata que no alcanzó a rematar el portugués.

Sin embargo, por fin, al minuto 70’ regresaba Bale a los terrenos de juego, y vaya si regresaba en grande. Morata salía para dejar su lugar al expreso de Cardiff y el galés se gustaba demostrando que estaba en plena forma física corriendo, tocando y moviéndose al espacio continuamente.

Al minuto 83’ fue el mismo Bale el que sentenció el encuentro con un gol marca propia, una internada potente al espacio lo dejaba solo para rematar y disparó de forma justada al palo contrario en un remate imposible para Diego López que achicó lo más que pudo pero fue imposible.

Finalmente terminaría el encuentro y los tres puntos se quedaban el Madrid y la mejor noticia de todas es que por fin la plantilla parece estar lista para afrontar la recta más importante de la temporada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies