Real Madrid – Alavés (3-0) “La calma antes de la tormenta” por @omar_vhdez

Real Madrid – Alavés (3-0) “La calma antes de la tormenta”

Vuelve a los terrenos de juego el Real Madrid después del siempre temido parón de selecciones, el equipo blanco regresaba a casa para enfrentarse al Alavés y comenzar así el mes más complicado de la temporada en donde en un par de semanas se decidirá el curso y probablemente los títulos de este año con un partido que representa el inicio de una cuesta arriba que esperemos podamos afrontar con firmeza y determinación.

Rotaciones

Para afrontar el partido Zidane decidió de forma inteligente repartir minutos para dar descanso a los que tuvieron mayor participación con su selección, Marcelo, Sergio Ramos, Carvajal y Casemiro salían del once inicial y solo Cristiano y Kroos jugaban después de 180 minutos disputados con la camiseta de su país. El partido iniciaba con el ritmo que se preveía tener, el Alavés que esta temporada ha demostrado ser un equipo que no se esconde al momento de disputar el balón, decidió no desgastarse con una presión muy alta pero cerrar los pasillos interiores en su lado del campo lo cual dificultaba el ritmo del partido y hacía que Isco tuviera que bajar para ayudar a encontrar espacios a Kroos y Modric. Para complicar aún más las cosas a los 10 minutos de juego Varane tuvo que salir del terreno de juego por molestias en el muslo, tuvo que entrar Carvajal para reacomodar la defensa y continuar el partido.

Conforme iban avanzando los minutos y el juego continuaba siendo espeso una figura emergía en el partido para encontrar la tan necesaria fluidez. Benzema, que bien pudo haber sido el mejor del partido se movía por todo el frente de ataque y el centro del campo para combinar con sus compañeros y entre paredes y conducciones muy buenas generar peligro sobre la portería del Alavés. Fue precisamente una jugada que nació de sus botas la que generó el 1-0. Al minuto 31 Benzema recibía el balón y combinaba con Carvajal que desbordó hasta el fondo del área para dejar de nuevo el balón retrasado a Benzema que disparó con potencia a portería, 1-0 en el marcador y el partido tomaba otro rumbo al menos en lo que quedaba de primer tiempo.

Nerviosismo y definición

En la segunda mitad el Madrid parecía empezar a acusar esa falta de ritmo como consecuencia del parón de selecciones y eso permitía que el Alavés se hiciera con el control del balón y del encuentro. El equipo visitante circulaba el esférico y el Real Madrid tenía muchos problemas para salir con el balón controlado y mantener la posesión, sin embargo el Alavés no conseguía generar verdaderas acciones de peligro debido a la falta de precisión en los últimos metros. Quizá la jugada más peligrosa ocurrió en el minuto 60’ cuando en Theo desbordó por banda izquierda para dejar el balón en el área a Edgar que quedaba solo frente a portería pero extrañamente el delantero del equipo vasco remato fuera un balón inmejorable.

Zidane se apuraba a mover ficha para tratar de recuperar las sensaciones del primer tiempo y daba entrada a Kovacic en lugar de un Modric irreconocible que demostraba hoy que hasta los genios tienen días malos, con Kovacic el equipo agarraba un poco de aire en el centro del campo pero tampoco tenía esa fluidez que le permitiera llegar con solvencia al arco rival.

Nuevamente en el minuto 80’ Zidane hacía un cambio, el último, para cambiar a Benzema por Lucas Vazquez y pasar al 4-4-2 que le diera mayor solidez al Madrid y evitar que el Alavés continuara circulando el balón. En los últimos diez minutos el Madrid parecía querer volver a intentarlo y adelantaba líneas nuevamente para empezar a generar ocasiones, esto tuvo su recompensa en el minuto 85’ cuando Cristiano metía un balón filtrado en el área para Isco que en una baldosa sacaba un disparo con mucha potencia y colocación y vencer a Pacheco para sentenciar el partido. Un gol muy merecido para un Isco que demostró hoy tener todo para ser titular en el Real Madrid.

Este gol terminaba de matar las esperanzas del Alavés que se vería castigado nuevamente en el 87’ con un gol de Nacho, el canterano remataba de cabeza un balón que quedaba en el área después de un disparo de tiro libre de Bale que se estrellaba en el larguero, Nacho ponía así el 3-0 final que le permite al Real Madrid continuar como líder una jornada más

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies