Nápoles – Real Madrid (1-3) “Triunfando en el infierno” por @omar_vhdez

Nápoles – Real Madrid (1-3) “Triunfando en el infierno”

Noche complicada para el Real Madrid, el equipo de Zidane sabía que nuevamente le esperaba una salida complicada, el resultado era favorable pero la situación no era tan sencilla como parecía, sin embargo por más que los italianos habían preparado un infierno el Madrid sabe moverse entre luces y sombras y salir siempre triunfante, sino que se lo pregunten al Bayern de Munich donde el fuego de los árboles quedó sofocado por el aliento blanco.

El desconcierto

El primer tiempo fue un desastre total para el Real Madrid, el equipo blanco salió al campo donde se vio sorprendido rápidamente por el huracán que estaba vuelto el Nápoles, los italianos salieron a buscar el resultado desde el principio con una presión asfixiante que impedía que el Madrid hilara dos pases seguidos. Sin esa salida de balón clara el Madrid empezó a sufrir mucho, el Nápoles adelanto sus líneas y comenzó a generar peligro, la primera ocasión llegó al minuto 8 con un disparo de Hamsik e inmediatamente al minuto 13 Insigne lo intentaba con un derechazo desde la frontal, este asedio tuvo su recompensa para el Nápoles al minuto 24 cuando Mertens sentenció tras recibir un balón en profundidad de Hamsik que vio el hueco que había en la defensa.

Minutos después en el 28’ Cristiano perdonaba el empate mandando un balón al palo después de haber regateado a Reina. El partido continuaría con esta misma tónica, sin embargo afortunadamente llegó el medio tiempo para darle un respiro al conjunto de Zidane.

Siempre Ramos

En el segundo tiempo el Nápoles volvió a salir con la misma intensidad del primer tiempo, el conjunto de Sarri sabía que había hecho mucho daño presionando alto y volvió a intentar lo mismo, sin embargo en el minuto 51 aparecería el de siempre, el hombre de las grandes noches, el salvador de este Madrid; jugada de córner cobrada magistralmente por Kroos que enviaba el balón directo a la cabeza de Ramos que se elevó en medio de dos marcadores para rematar y mandar el balón al fondo de la red. Empate en el marcador que le ponía las cosas muy complicadas al Nápoles.

El Madrid remató el partido cinco minutos después, nuevamente Ramos, nuevamente un cobro de Kroos que terminaba en gol tras tocar en un defensa del Nápoles. Doblete del capitán que al final se quedaría en un gol debido a que la FIFA daba su segundo gol como gol en propia meta.

Tras rematar la eliminatoria el Nápoles parecía intentarlo un poco quizá por amor propio, quizá por respeto a su afición. Cualquier que fuera la razón el partido continuaba y el Madrid no se permitió relajarse y realizó tres cambios para mantener el ritmo del encuentro, Lucas Vazquez entraba por Bale, Morata por Benzema e Isco por Luka Modric.

Al final en el 93’ se produciría la escena de la eliminatoria, en un rechace de Reina a un disparo de Cristiano Ronaldo, Morata cogía el balón y remataba a puerta para poner el 1-3 en el marcador y mandar callar a San Paolo.

Final del encuentro y de una eliminatoria que le demuestra a todos lo complicado que es jugar esta competición, donde los rivales te pueden eliminar si no tienes tus cinco sentidos en el partido, mucho por trabajar pero mucha moral cogida tras una complicada salida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies