La Crónica. Viktoria Plzen 0 – 5 Real Madrid. Reencuentro con el gol, por @Aleelmadridista

Al fin llegó la victoria y la goleada que tanto estábamos buscando. Tuvo que ser en la República Checa ante el Viktoria Plzen en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions. Hasta cinco fueron los goles que le cayeron a los hombres de Panel Vrba.

La noche empezaba con novedades. Solari mandaba al banquillo a Keylor Navas, que hasta ahora estaba siendo el portero titular de la Copa de Europa. Además, sentó a Modric y en su lugar jugó Dani Ceballos.

El partido no lo empezamos bien. Para que decir lo contrario. Durante los primeros diez minutos sufrimos una presión asfixiante por parte de los checos, que estuvieron a punto de marcar por mediación de nuestro propio central Nacho, que tras rechazar un centro de Hrosovsky mandó el balón al larguero de la portería de Courtois. El canterano estuvo a punto de generarnos un disgusto en forma de gol en propia puerta.

Nos costaba demasiado superar la línea de presión del conjunto local. El Madrid solo era capaz de llegar a través de algún que otro balón parado. En los primeros compases no fuimos capaces de generar peligro con jugadas elaborativas. En el minuto 14 Sergio Ramos pudo haber sido expulsado tras lanzar un codazo a Havel. Aythekin no se percató y el camero pudo seguir en el partido. Aún así, lamentable el capitán…

El partido empezaría a encarrilarse en el 20 de partido, tras una obra de arte de Karim Benzema. El francés entró en el área, recortó con mucha clase y elegancia a dos rivales y batió al guardameta Hruska. De esta manera, el nueve madridista consiguió su gol número 200 con la camiseta del Real Madrid.

Los de Solari querían sentenciar el choque por la vía rápida. Tan solo un minuto después, Casemiro haría el 0-2 tras rematar de cabeza un centro de Kroos, el cuál realizó su mejor partido hasta la fecha.

Dos “chispazos” noquearon al Viktoria Plzen y a partir de ahí el Real Madrid conseguiría el dominio del partido. Bale en el 28 estuvo a punto de marcar el tercero tras un chut de larga distancia. El cancerbero del conjunto checo rechazó el balón como pudo.

Los nuestros se gustaban y estaban cómodos por el terreno de juego. Y eso se notaba. En el 37 sentenciaríamos finalmente el choque tras otro gol de Karim Benzema. El galo remató de cabeza delante de la portería tras una asistencia de bella factura de Gareth Bale. Hacía tiempo que no veíamos esta conexión entre el 11 y el 9 madridista.

El Madrid era un auténtico rodillo que pasaba por encima del Viktoria Plzen. Cuatro minutos después del 0-3, caería el cuarto. Esto era un no parar. En esta ocasión, el tanto vendría firmado por Gareth Bale. Esta vez el que asistió fue Benzema y el de Cardiff empalmó la pelota al fondo de las mallas.

Así se llegaría el descanso. 0-4 y un partido visto para sentencia. Para el segundo acto solo nos quedaba ver a Vincius y poco más.

Como ya ocurrió en la primera parte, el Viktoria Plzen salió más enchufado que nuestros pupilos. En dos ocasiones amenazaron de marcar el gol del honor. Afortunadamente Courtois estuvo a la altura en ambas oportunidades.

En el minuto 59, Solari movió fichas. Se marchó Sergio Ramos y entró Javi Sánchez. El canterano, que ya debutó con el primer equipo ante el Melilla, se estrenaba en Champions League. Día que no olvidará jamás. Me alegro por él.

Dos minutos después, se realizó el segundo cambio en nuestras filas. Esta vez abandonó el terreno de juego Karim Benzema tras realizar una gran actuación, e ingresó en el verde Vinicius. De esta manera, la joven promesa debutó en Copa de Europa.

El quinto y definitivo gol no tardaría en llegar. En el 67 Kroos mandó el balón al fondo de la red con un toque exquisito por encima del portero local. Un golpeo solo al alcance de los elegidos, que cerró una contra liderada por Vinicius, el cuál genera peligro siempre que toca la pelota.

El último cambio del Madrid llegó en el 73. Se fue Kroos y entró Isco.

El conjunto de Chamartín en estos últimos minutos levantó el pedal del acelerador.  Es destacable de estos compases finales alguna genialidad de Vinicius y la verticalidad que demuestra tener, que con el paso de los años será mayor. El equipo tenía la cabeza en Vigo tras tener el partido listo para sentencia.

Así se llegó al final. 0-5, tercera victoria consecutiva del equipo y vuelta a Madrid. Tras seguir líderes en nuestro grupo y no fallar en este compromiso en la República Checa, toca pensar en el partido de liga ante el Celta de Vigo, en el que veremos si será o no el último de Solari con el Real Madrid. En Champions, nos jugaremos la primera plaza en el Olímpico de Roma el próximo 27 de noviembre.

HALA MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies