La Crónica. Valladolid 1-4 Real Madrid. Goleada de alivio, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-4) al Real Valladolid, en el partido correspondiente a la jornada 27, del Campeonato Nacional de Liga de la Primera División, celebrado en el Estado José Zorrilla, de la capital castellana.

Hubo incertidumbre sobre el comienzo del encuentro. Había fallado el sistema eléctrico, que afortunadamente se recuperó en hora. Quizás esto influyese en el comienzo dubitativo del Real Madrid, que sufrió y mucho durante los primeros treinta minutos de partido.

En ellos, pudimos ver un penalti de Odriozola, que Alcaraz envió a las nubes, y dos goles anulados, por fuera de juego, al equipo local, una de ellas VAR por medio, pues en el minuto 13 se había dado inicialmente el tanto anotado por Guardiola.

El único gol local llegaría en el minuto 28, por mediación de Anuar, que remató un balón cruzado. Dio la impresión de que Courtois pudo hacer más. Poco duró la alegría al cuadro de Pucela. Apenas cuatro minutos después, un córner sacado por Kroos, fue rematado en primera instancia por Nacho. El balón le llegó a Varane, que con su pierna derecha lo envió al fondo de la red.

A partir de ese instante, mejoró ostensiblemente sus prestaciones el Madrid, que lograba dominar el juego, y forzar córner tras córner sobre la portería de Masip.

El segundo tiempo comenzó con el Valladolid buscando la portería de Courtois. Dos errores casi seguidos, uno de Casemiro y otro de Ceballos, a punto estuvieron de constar un disgusto. Pero, como en la primera mitad, el rumbo del encuentro cambió en apenas dos minutos. Óscar Plano se llevó por delante a Odriozola, que entraba por la parte derecha del área pucelana. Penalti claro, que transformó Benzema.

El gol pareció pesar a los locales, que aun así hacían sufrir al Madrid con los balones cruzados o al centro del área. Varane y Nacho se las veían y se las deseaban para despejar balones y achicar espacios. Casemiro se fue entonando, y los centrales agradecieron su ayuda.

El enésimo saque de esquina del Madrid, botado una vez más por Kroos, encontró la cabeza de Benzema para el tercer gol blanco. Era el minuto 58. El resultado quedaba definitivamente encarrilado. El Madrid combinaba bien en el centro del campo, con un Modric que se había hecho el dueño de la situación.

Se pudieron complicar las cosas en el minuto 79, en que Casemiro, por no guardar la distancia reglamentaria en el saque de una falta, vio la segunda tarjeta amarilla. Compareció en el terreno de juego Federico Valverde, en lugar de Kroos. Pudo marcar el uruguayo en un fulgurante contragolpe llevado por Asensio, pero el pase del balear se quedó retrasado unos centímetros.

La guinda al encuentro la pondría Modric en el minuto 84. Una combinación exquisita entre el croata y Benzema, pegados a la banda izquierda, concluyó con Luca internándose en el área rival. Amague, bicicleta, y balón cruzado al segundo palo para establecer el 1-4 definitivo.

Comparecieron en los últimos instantes Vallejo y Marcelo, que apenas pudieron entrar en juego. Victoria holgada, más de lo que el principio del partido parecía augurar. Tras esta victoria, mantenemos la tercera plaza, con seis puntos de colchón frente al cuarto clasificado.

La próxima semana, en el Santiago Bernabéu, recibiremos al Celta de Vigo. Será el momento de seguir sumando.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies