La Crónica. Valencia 2-1 Real Madrid. El mismo tropiezo en la misma piedra, por @elcarrildel2

El Real Madrid ha caído derrotado, por 2 goles a 1, en el partido celebrado esta tarde en el Estadio de Mestalla, contra el titular del terreno de juego, el Valencia, correspondiente a la jornada dieciséis, y que quedó aplazado por el Campeonato Mundial de Clubes.

Veníamos avisados de lo ocurrido en temporadas y partidos anteriores. No es conveniente saltar al campo en actitud contemplativa, a verlas venir, en la creencia de que el partido se decantará de tu lado en alguna acción más o menos afortunada. En la tarde de hoy, en apenas ocho minutos, permitimos dos contrataques fulgurantes del Valencia. El medio campo brilló por su ausencia, la defensa absolutamente descolocada. Con facilidad pasmosa, dos goles en contra.

A partir de ese momento, a remar contra corriente. Pero no lo hacíamos con la diligencia que la situación demandaba, sino en oleadas desordenadas, con balones a la olla, no con centros precisos en busca de nuestros rematadores. Para más inri, movíamos el balón con la lentitud y premiosidad que ya hemos visto otras tardes de esta temporada, lo que facilitaba la colocación defensiva del Valencia.

Los laterales no estuvieron bien. Ni a Marcelo, ni mucho menos a Carvajal, les dio por llegar a la línea de fondo, para desde esa posición buscar los centros a favor del delantero. Prefirieron centrar desde la esquina del área, dando toda la ventaja a los dos centrales valencianos, que despejaron un balón tras otro, excepto el que acertó a cabecear Cristiano en el minuto 43, que nos daba esperanzas para la segunda mitad. Varane acusó su error, que condujo al segundo gol valenciano, y ya anduvo desacertado toda la tarde, hasta su sustitución por Nacho.

El segundo tiempo fue un espejismo. El dominio que ejercía el Madrid sobre el rival era inútil, baldío, ausente de todo tipo de peligro para la portería contraria. Una sola intervención de mérito tengo anotada a Alves en los segundos cuarenta y cinco minutos. No tuvo su tarde James Rodríguez, sin chispa, sin profundidad, limitado a poner balones en el área, sin ninguna ventaja para los nuestros. Cometió Varane otro fallo clamoroso, que pudo costarnos el tercer gol en contra. Keylor Navas volvió a alimentar las dudas, con su estatua en el primer gol valenciano.

Apostó Zidane por introducir en el segundo tiempo a Lucas y a Bale. Quizás sobró uno, pues se superponía en la banda derecha con Carvajal, y faltó un organizador. Lo digo por Isco Alarcón, incluso por Mateo Kovacic, que estaban en el banco. A Bale le vi remiso a correr por la banda, como si su estado físico todavía no fuera el ideal.

Primera oportunidad de la semana para incrementar la distancia que aún mantenemos en la liga. Decepción por todo lo alto. No fue buena la puesta en escena. Y lo grave es que viajábamos avisados. De nada ha servido, como de nada valen los argumentos (por repetidos y ya escuchados) dados por Marcelo al final del partido. El domingo nos espera el Villarreal en la ciudad castellonense. Hay que levantar el vuelo, y ganar, y hacerlo de manera convincente. No podemos repetir el mismo tropiezo en la misma piedra.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies