La Crónica. Sevilla 3 – 0 Real Madrid. Noche negra, por @Aleelmadridista

Tras el pinchazo del Barcelona, el Real Madrid se enfrentaba al Sevilla FC en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, en donde tenía una oportunidad para ponerse líder de la liga española. No obstante, no aprovechó la derrota del Barcelona porque realmente hizo lo mismo y se dejó los tres puntos ante el conjunto sevillista en un partido lamentable y desastroso del tricampeón de Europa.

Con la baja de Isco por apendicitis y la de Odriozola a última hora, Julen Lopetegui ponía un once con Nacho en el lateral derecho y con Asensio sustituyendo al malagueño. Además, es destacable la presencia por primera vez en partido oficial de Vinicius en la convocatoria. Obviamente, ante estas ausencias sería la formación que sacaríamos la mayoría de madridistas. Sin embargo, la actitud y la intensidad de los jugadores no fue la adecuada y desde el principio del choque los andaluces nos ganaban todas la partidas, y por tanto eran los claros dominadores del juego.

El conjunto de Pablo Machín desde el segundo 15 ya generaba mucho peligro al Real Madrid, sobre todo por la banda izquierda de Marcelo, el cuál estuvo muy mal en la noche de hoy. El equipo sevillista, a medida que pasaba el partido se hacía más con la posesión de pelota, gracias a que estaban mejor colocado que los nuestros sobre el terreno de juego y a un Ever Banega estelar, el cuál llevaba la batuta de los suyos.

Con un Jesús Navas imperial por la banda izquierda y un Ben Yedder “on fire” llegaban las ocasiones para el conjunto de Nervión desde los primeros minutos. El marcador no se movía en los inicios del partido por Courtois y la mala puntería del equipo local.

Los nuestros, que estaban sin pelota por el campo y mal situado sobre el mismo, cometían errores en defensas impropios de jugadores de primer nivel, lo que propiciaba que el Sevilla generase ocasiones de gol, llegando al punto de disponer de tres oportunidades claras en los primeros 15 minutos.

Se veía que el gol no tardaría en llegar, y así fue. En el minuto 17 André Silva puso por delante a los locales tras un error de Casemiro que produjo la contra de los andaluces que acabó con la pelota en el fondo de las mallas.

El Madrid, seguía sin estar en el Pizjuán y prueba de ello es que apenas cuatro minutos después caía el 2-0, tras un córner favorable para los nuestros que acababa en otro contragolpe del Sevilla. El autor del tanto nuevamente André Silva.

Se nos ponía muy complicado el partido con este 2-0. Además, lo que veíamos no daba motivos para el optimismo. Los minutos pasaban y el equipo no reaccionaba. Es más, estaba más cerca el tercero que el 2-1. No obstante, la única ocasión del Madrid en el primer acto, llegó tras un chut de Bale que se fue directamente al palo. Ni suerte tendríamos en la noche de hoy…

Media hora de partido y el Madrid se veía doblegado en el marcador. Es lo que pasa cuando se sale sin actitud ni intensidad. La diferencia pudo verse aumentada en el 32 tras un chut del mudo Vázquez al larguero en el enésimo contra golpe.

El suplicio para nosotros aún no acabaría y en el minuto 39 Ben Yedder anotaba el tercero, tras un salto de espalda de Marcelo, que obviamente no gana y acabaría pillando fuera de lugar a toda la defensa madridista. 3-0 y fiesta en el Pizjuán…

Así se llegaría al descanso. Una de las peores primeras partes que le recuerdo al Real Madrid en mucho tiempo. Los nuestros, que hoy vestían de rojo, salieron un poco más enchufado en la segunda parte, pero ni mucho menos nos era suficiente para creer en sacar algo positivo.

La gota que colmó el vaso llegaría en el minuto 54, afortunadamente conseguimos marcar a través de Modric, pero el VAR de manera correcta, anuló el gol por fuera de juego. Hoy no era el día, estaba claro.

El Sevilla, que se había desgastado físicamente en la primera parte, esperaba ordenado atrás a un Madrid que no le exigía mucho. El equipo de Lopetegui buscaba las ocasiones pero faltaba profundidad. Sin embargo, en el minuto 60 Bale tuvo el 3-1 en un mano a mano ante Vaclick pero erró. Previamente, Julen había movido fichas, se marcharon Benzema y Nacho, entraron Lucas y Mariano.

El conjunto madridista lo intentaba pero no generaba peligro. Las prisas nos pasaba factura y las esperanzas, por si todavía le quedaba a alguien, se desvanecieron con la lesión de Marcelo en el 74, lo que hacía que nos quedáramos con 10, porque ya habíamos hecho los tres cambios, debido a que se marchó Modric y entró Ceballos en el minuto 71. No nos podía salir nada bien esta noche.

El Madrid, en los últimos compases lo intentaba a través de balones parados, pero ninguno llegaba a nada. El Sevilla pudo haber hecho algún que otro gol más en las contras que se formaban debido a la ofensiva madridista, pero estuvieron erróneos en los metros finales. El partido acababa 3-0 y el Pizjuán estallaba de alegría.

En definitiva, noche para olvidar. Nos dejamos la oportunidad de ponernos líderes de la liga en Sevilla y el sábado recibimos al Atlético de Madrid. Después de la lamentable imagen de hoy, es evidente que el sábado los tres puntos se deben de quedar en el Bernabéu y dar una muy buena imagen ante la afición.

HALA MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies