La Crónica. Real Valladolid 0 – 1 Real Madrid. ¡A 3!, por @AleelMadridista

Victoria de oro la que ha sacado el Real Madrid en el José Zorrilla. Tras el pinchazo del Atlético de Madrid a primera hora de la tarde ante el Levante UD, el equipo de Zidane afrontaba una oportunidad de oro para recortar distancias con el equipo de Diego Pablo Simeone.

El encuentro se afrontaba con numerosas bajas, por ello el banquillo estaba repleto de jugadores del castilla, más Isco y Lunin. En la punta del ataque jugó Mariano de inicio, acompañado en las bandas por Asensio y Vinicius.

El partido fue un tanto frío. Sobre todo en la primera mitad. El Madrid tenía el control de la pelota, pero prácticamente no llegaba a portería. Mucha posesión, pero no inquietaba el arco de Masip. Sin embargo, las primeras ocasiones fueron para el Pucela, pero afortunadamente Courtois respondió a la perfección en las dos jugadas de más peligro para los locales.

Este hecho metió el miedo en el cuerpo al equipo de Zidane, que en cierto tramo del primer acto cedió un poco de terreno al conjunto pucelano, pero desde que Luka Modric cogió el timón del choque, el Madrid volvió a llevar el rumbo del partido. A todo esto, recital del croata (una vez más).

A pesar de no tener muchas ocasiones de gol, nuestro nueve en el día de hoy, Mariano Díaz, mojó puerta en dos ocasiones, aunque en ambas se encontraba en posición antirreglamentaria de forma clara. Fue de menos a más en todo el partido. El Madrid pudo irse por delante antes del descanso tras un remate de Casemiro de cabeza, a la salida de una falta, aunque desgraciadamente erró en su testarazo. Algo raro en él.

Así se llegó al tiempo de descanso. Con muy poco de Vinicius y Asensio. Courtois, una vez más, estelar. El Madrid jugando al ritmo de Modric, aunque la falta de pegada era considerable.

La segunda mitad fue muy parecida a la primera. Sin embargo, el Valladolid empezó apretando en los primeros compases. Adelantó líneas y se fue a presionar al equipo de Zidane. Ese esfuerzo físico de los pupilos de Sergio, estuvo a punto de tener premio, dado que, Mendy falló en el despeje y “puso” un centro espectacular a Orellana, que remató a bocajarro. Afortunadamente, apareció Courtois… otra vez.

El Madrid no carburaba. El partido se empezaba a jugar más a lo que quería el Valladolid, por lo que Zidane empezaba a mover ficha. Mandaba a Hugo Duro, Arribas e Isco a calentar, puesto que, no veía nada claro como se estaba desarrollando el partido.

Afortunadamente, justo antes de que estos tres futbolistas ingresaran, llegó el gol madridista tras una falta botada por Tony Kroos, que fue remata por Casemiro. Esta vez el brasileño si vio puerta. Había avisado dos veces anteriormente.

Con el Madrid por delante abandonaron el terreno de juego tras realizar una actuación bastante mejorable Vinicius, Asensio y Mariano. En su lugar ingresaron Hugo Duro, Arribas e Isco. Hay que decir que vimos buenos minutos de Arribas, e incluso de Isco, que en varias ocasiones hizo lo que demandaba el partido, es decir, aguantar el balón y controlar el choque.

El Madrid, lejos de buscar el segundo, resguardó su portería. Puso a Casemiro de tercer central junto a Nacho y Varane. Esto ayudó mucho a defender el juego directo de los locales que buscaban en todo momento balones a sus delanteros.

El equipo estuvo serio en defensa y no pasamos mayores apuros. Se sacó una victoria importantísima, que nos permite colocarnos a tres del Atlético de Madrid. La próxima cita madridista será ese partido de ida de los octavos de final de la Champions ante el Atalanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies