La Crónica. Real Madrid 5-2 Celta. El fútbol vertical, por @elcarrildel2

Ya puedes votarnos a @ElQuintoGrande en los premios ivoox Awards para mejor podcast de deporte #PremiosiVoox

Aquí os dejamos el enlace 

¡Muchas Gracias! 

https://es.surveymonkey.com/r/PremiosIvooxAudiencia2021?utm_source=twitter_ivooxawards21&utm_medium=social&utm_content=votar&utm_campaign=ivooxawards2021

El Real Madrid se ha impuesto (5-2) al Celta de Vigo, en el partido correspondiente a la Jornada 4 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu, ante 20.000 espectadores.

Volvió el fútbol al Bernabéu de manera espectacular, como el escenario lo merece, con un partido de altos vueltos y goleada del Madrid, nada menos que cinco tantos, a los que hay que sumar los dos que anotaron los visitantes. Y es que desde luego no fue la mejor noche de nuestros defensas, ni de un Casemiro que comenzó más lento y falto de contundencia de lo habitual, para irse entonando a medida que transcurrían los minutos.

Corría el 3 y ya perdíamos. Marcó Santi Mina. Dos faltas sufrió Hazard en estos primeros minutos, con el colegiado Sr. Sánchez Martínez contemplativo. Más lo estuvo en el 42, cuando Murillo, un leñador habitual, volteó al belga de muy mala manera. La entrada era una tarjeta roja de manual. El colegiado lo dejó en amarilla, suponemos por el qué dirán, con el Sr. Medié en el VAR mirando hacia otro lado. Dada su inutilidad, se podían haber evitado su sueldo.

El caso es que el Madrid mandaba, y atacaba con verticalidad y peligro. Vinicius disparó en el 9, Casemiro en el 12, Hazard en el 14 y en el 22. Se olía el gol, que llegaría en el 23. Servicio cruzado de Casemiro a Valverde, en la esquina derecha del área pequeña visitante. El pajarito envió de primeras al punto de penalti, para que Benzema marcase el primero de sus tres tantos de la noche.

Señalaba la estadística seis tiros del Madrid por uno del Celta. No fue óbice para que en el 30, un error de Nacho, que fue al suelo en el medio del campo para robar un balón al que llegó tarde, permitiera un fulgurante contragolpe visitante, con Gutiérrez fuera de sitio. Franco Cervi anotó el segundo tanto del Celta, con bastante suerte en el rechace de Courtois a su primer remate.

Vivieron entonces los gallegos sus mejores momentos del partido, con un Madrid que no conseguía volver a coger el timón. Con desventaja nos fuimos al descanso.

Gutiérrez, que no había estado fino en labores defensivas en el primer periodo, comenzó la segunda mitad deleitándonos con uno de sus centros de dulce al punto de penalti. En él estaba Benzema, para marcar su segundo tanto de la noche de cabezazo extraordinario. Era el minuto 46.

Se señaló un fuera de juego por una uña a Vini en el 52, que aprovecharía en el 54 un pase al hueco fabuloso de Benzema para correr cincuenta metros con el balón en los pies y batir a Dituro con un derechazo colocado a la cepa del palo largo.

Lo celebró el brasileño abrazado con los aficionados tras saltar a la grada. Ha recibido criticas por su gesto. Nada extraño en este fútbol actual regulado hasta la saciedad por aquellos que jamás jugaron en la calle, con dos mochilas de postes, un larguero imaginario y colegiado ausente, lo cual era todo un alivio. Sánchez Martínez sancionó con tarjeta amarilla su acción, exactamente la misma pena que a Murillo por una entrada salvaje a un contrario. Así es el fútbol de estos días.

Debutó Camavinga en el 64, reemplazando a un Hazard que dejó apuntes de su clase en diversas acciones del primer tiempo. En el 65, Vinicius aprovechó una recuperación en la salida del Celta para controlar el esférico, entrar en el área y disparar. Dituro sacó el balón con los pies.

El cuarto llegaría en el 71. Jugadón de Modric, recién cumplidos los 36. Avanzó el croata cuarenta metros con el balón pegado al pie. Ya al borde del área soltó un derechazo potente, que rechazó el guardameta vigués. El rechace el fue a Camavinga, que acompañaba la jugada. Con su izquierda envió el balón al fondo de la red. Los clásicos dirían que eso es llegar y besar el santo.

Nolito pudo acortar distancias en el 73, en una clara ocasión. Fran Beltrán disparó en el 77, alto. Asensio sustituyó a Modric en el 77. Se marchó Luca entre aplausos y con su nombre coreado por la grada, tras haber recorrido 8,5 kms.

Vinicius continuó con su gran noche. En el 85, dribló con el cuerpo a un par de defensores. Solari calculó mal, y lo derribó dentro del área. Penalti claro, que se encargaría de transformar Karim para lograr un hat trick. Quinto gol del francés, a los que debemos sumar cuatro asistencias.

Marcelo y Rodrygo se incorporaron al partido cuando ya este agonizaba (minuto 87). Final del choque, 5-2, segundo tiempo muy grande de los nuestros, que se mantienen líderes de la clasificación, con 13 goles a favor en cuatro jornadas.

El miércoles vuelve la Champions, y el domingo, a las 21,00 horas, el Valencia en Mestalla.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies