La Crónica. Real Madrid 3-1 Real Sociedad. Mucho trabajo, mucha calidad, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (3-1) a la Real Sociedad, en la Jornada 14, del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, jugado en el Estadio Santiago Bernabéu, que registró una asistencia de 69.305 espectadores.

No fue una victoria fácil. Sergio Ramos, en un despiste impropio de un futbolista de su veteranía, regaló un gol a la Real Sociedad en el minuto 2 de partido. Cesión sin mirar a Courtois, que aprovechó William José, excanterano blanco, para marcar tras regatear al portero.

Ese gol animó a los visitantes, que aprovecharon para dominar el encuentro durante media hora, los mismos que tardó el Madrid en abrir el libro de la garra y el trabajo, para empujar a los contrarios hacia su portería, hasta literalmente encerrarlos el último cuarto de hora de esa primera mitad.

Esa situación sirvió para que llegase el gol del empate. Lo hizo Benzema, su tanto número 12, tras aprovechar en centro de Modric desde la derecha, en lanzamiento de golpe franco. Descendió el balón antes de lo previsto, por lo que al delantero francés no le quedó otra que rematar con el pecho.

Con empate a uno llegamos al descanso, y con la sensación de que el Madrid se había hecho con el control del juego y con el ritmo del partido. Se confirmó la misma nada más reanudarse el partido. En el minuto 47, Valverde recibió tres metros fuera del área grande un pase de Modric. El charrúa soltó un derechazo durísimo, que tras rebotar en un defensa, y descolocar a Remiro, se alojó en el fondo de la red.

Vio tarjeta amarilla Sergio Ramos en el 51, que pareció exagerada, máxime tras ver un par de entradas de los contrarios en el primer tiempo. El partido era de ida y vuelta, con los dos equipos buscando la portería rival. Crecía Modric en la dirección de juego del Madrid, a la par con Hazard, espléndido toda la noche y Benzema. Carvajal y Mendy subían por sus bandas, Valverde iba y venía y Casemiro cerraba atrás.

Se incorporó Bale al partido en el 65, sustituyendo a un Rodrygo no especialmente acertado hoy. Pitada para el galés, sin duda exagerada. No se dio el jugador por aludido, participando hasta el final en un buen número de acciones destacadas.

Una de ellas, en el minuto 73, sirvió para cerrar el marcador y el partido. Valverde habilitó a Gareth, que se internó por la banda derecha, y centró medido a la cabeza de Benzema. El francés bajó el balón hacía atrás, justo al lugar donde se encontraba Modric, que empalmó de primeras una volea con la zurda a la escuadra que levantó al Bernabéu de sus asientos. Golazo grande.

Con ese resultado, ambos entrenadores dieron orden de bajar el pistón. Daba el Madrid mayor sensación de entereza. Kroos ocupó el lugar de Valverde, mientras Luca Modric dejaba su puesto a Isco Alarcón en el 82.

Pudimos ampliar el marcador en los minutos 87 y 90. Ambas ocasiones con Bale de protagonista. En la primera, Isco no llegó a un gran servicio desde la izquierda, y en la segunda, el centro de Gareth se paseó por la línea de gol, sin que nadie acertase a empujar el balón al fondo de la red. Aun en el 92, un chut potentísimo de Benzema, ajustado al travesaño, con su pierna izquierda, fue desviado a córner por Remiro.

Final del partido. Nos marchamos con buenas sensaciones de cara al importante partido contra el PSG, en la vuelta de la Champions.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies