La Crónica. Real Madrid 2-2 Celta. Falta de ambición, por @elcarrildel2

Real Madrid y Celta de Vigo han empatado (2-2) en el partido correspondiente a la Jornada 24 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu, ante 62.447 espectadores.

Da la impresión de que el partido de hoy lo hemos visto otras tardes en el Santiago Bernabéu. Nos ponemos por delante en el marcador, y a partir de ese momento el equipo baja el pistón. Parece que pasa a jugar por inercia, en la esperanza de que el gol que amplíe la diferencia llegará por si solo.

Puso Zidane sobre el terreno de juego un 4-3-3, con Hazard que volvía al once tras su lesión. Fue el mejor de un Madrid al que le flojeó el centro del campo, algo recurrente cuando renunciamos al cuarto centrocampista. Bale anduvo remiso por su banda, a la que se tuvo que tirar en muchas ocasiones Valverde. Sabido es que el uruguayo pierde presencia cuando eso ocurre. Rafinha superó en muchas ocasiones a un Casemiro que parece que empieza a acusar el cansancio de sus muchos partidos.

Encajamos el primer gol en el minuto 6. Un pase perfecto a Smolov, situado entre Varane y Carvajal, le dejó solo ante Courtois. Puso el balón en la cepa del poste, imposible para el guardameta.

Dominaba el Madrid, pero un dominio inocuo. Ni una sola vez disparamos entre los tres palos en todo el primer tiempo. Hazard y Marcelo, que también volvía a la titularidad, parecieron estorbarse en algunas ocasiones. Se centraba mucho, pero nunca encontrábamos a algún rematador. La mejor ocasión de este primer tiempo la tuvo Bale en el 39, pero su remate salió ligeramente desviado.

No hubo cambios en el descanso. Marcó Ramos en el 48, pero se anuló su gol por fuera de juego. Si valió el que anotó Kroos en el 51, al rematar de primeras un pase de la muerte de Marcelo desde la izquierda. El gol animó el juego del Madrid, que buscaba el segundo. Llegaría este de penalti, en el 63. Rubén derribó a Hazard, en un balón que se perdía por la línea de fondo. Lanzó Ramos la pena máxima, logrando el 2-1.

El gol llevó al Madrid a bajar el ritmo de juego, confiando en que el Celta no tendría capacidad de reacción. Fue un error que costó dos puntos. Los cambios de Zidane tampoco mejoraron el panorama. Vinicius tomó el relevo de Hazard en el 72. Modric hizo lo propio con Kroos en el 80, y Mendy reemplazó a Bale en el 83.

En el 85, Santi Mina, en el primer balón que tocaba tras saltar al campo, aprovechó un pase filtrado al punto de penalti para batir a Courtois. El Madrid hacía minutos que llegaba tarde a la presión, permitiendo a los mediocampistas visitantes jugar con comodidad.

Prolongó el colegiado el encuentro hasta el 95. De nada sirvió. El equipo estaba absolutamente desordenado. El Celta, en descenso, se lleva un punto del Bernabéu. Tuvieron los gallegos la ambición que le faltó al Madrid.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies