La Crónica. Real Madrid 2-2 Borussia Dortmund. Un balón perdido, por @elcarrildel2

Real Madrid y Borussia Dortmund han empatado a dos goles, en partido celebrado esta noche en el Estadio Santiago Bernabéu, correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la Uefa Champions League.

Estaba el partido en sus postrimerías, cuando llegó el empate. Había sido jugado el encuentro de poder a poder, de tú a tú. El Real Madrid había disfrutado de más ocasiones, hasta ocho a lo largo de los noventa minutos. También las tuvo, si bien no tantas ni tan claras, el cuadro alemán.

La noche sirvió para que Karim Benzema se reivindicase. Suyos fueron los dos goles, a más de otro cabezazo soberbio que sacó la defensa en la misma línea, todo ello aderezado con detalles técnicos de máximo nivel. Le acompañó Varane, imperial, y un Ramos muy concentrado. Carvajal luchó por cada balón como si fuera el último, y agradeció el equipo sus arrancadas incontenibles.

Comenzó empujando el Borussia, pero se rehízo el Madrid. Casemiro va volviendo por sus fueros. James no desentonó, y no acusó la inactividad. Modric cogió la manija pasados los primeros cinco minutos, y el peligro comenzó a rondar la portería alemana.

Llegaba el cronómetro al minuto 27. Arrancó Carvajal por su banda, puso un balón justo en el punto en el que no llegan ni el defensa ni el portero. Sí llegó Benzema, para poner el 1-0 en el marcador. No se desanimó el cuadro alemán, que exigió al mejor Navas. Schurrle lanzó un libre directo en el 38 que permitió lucir los reflejos felinos al tico, que despejó a córner.

Descanso. Hasta cuatro ocasiones claras había tenido el Madrid. Lo que son las cosas. Solo una había terminado en la red. No obstante, había movido el equipo bien el balón, con cambios rápidos y certeros de lado a lado, lo que había permitido llegar con claridad a la portería contraria.

Comenzó el segundo tiempo por los mismos derroteros que la primera mitad. Presionaba el Dortmund, y parecía ceder terreno el Madrid. Sacó el guardameta alemán un balón a Benzema que era gol o gol. Afortunadamente, el esférico le llegó a James, que lanzó uno de sus centros medidos, a su justa altura y con su justa fuerza, al área pequeña. Allí seguía Karim, que de soberbio testarazo establecía el 2-0. Era el minuto 52.

En el sesenta, Marcelo no acompaño a la defensa en su salida, y validó la posición de Aubameyang, que marcó el primer gol alemán. En el 62, Kroos, que reaparecía tras su lesión, sustituyó a Modric, amonestado. Quizás fue demasiado exigir a Casemiro, recién vuelto, y a Kroos, ante el ritmo de juego alto que imponía el Borussia. El Madrid pareció replegarse, ordenado atrás, y fiar la ampliación del resultado a los contragolpes. No fue mala opción, si a las ocasiones habidas nos atenemos. Pero no era el día de la pegada. Hasta un poste se interpuso en el tercer gol blanco. Pudo Karim firmar un hat trick, pero un defensa lo evitó bajo la línea. Un zapatazo seco de Cristiano que se colaba, lo envió a córner de un manotazo el portero alemán. Llegamos al minuto 87. Marcelo perdió un balón en el borde del área alemana. El fulgurante contragolpe no pudo ser parado por los centrales. Abumeyang centró, para que Reus fusilara a Keylor. Era el empate, que a la postre sería definitivo. Mala noche la de Marcelo, dos desaciertos suyos costaron dos goles.

Tras este resultado, el Madrid pasa como segundo de grupo. Mucho se ha especulado sobre si era mejor pasar segundo o primero. Eso solo el tiempo nos lo dirá.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies