La Crónica. Real Madrid 2-1 Sevilla. Casemiro asume el mando, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (2-1) al Sevilla, en el partido correspondiente a la Jornada 20 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, celebrado esta tarde en el Estadio Santiago Bernabéu, que registro casi lleno.

No fue un partido fácil, que por algo el Sevilla es el mejor equipo de la liga a domicilio. Sorprendió Zidane con la delantera de hoy: Lucas Vázquez, que volvía a ser titular tras dos meses de ausencia, Jovic y Rodrygo. No anduvieron finos ni el serbio (que dio un magnífico taconazo a Casemiro para el primer gol de los nuestros), ni el brasileño, al que le ha faltado atrevimiento en diversas situaciones.

El Sevilla dominaba el ritmo del partido, moviendo bien el balón de una banda a otra. Los centrocampistas blancos se veían incapaces en diversas fases de hacer frente al buen juego visitante. Aún así, el partido no veía a ninguno de los dos equipos llegar con peligro a la portería contraria.

La jugada más llamativa del primer tiempo fue el gol anulado al Sevilla, tras consulta arbitral avisado por el VAR. Por mucho que se empeñen, el bloqueo a Militao es absolutamente intencionado para dejar solo a De Jong, que es precisamente quien remata solo de cabeza al fondo de la red. La falta es meridiana.

Cinco minutos después, fue Courtois el que tuvo que despejar un buen remate de Munir. El Madrid se veía desbordado. No se hacía bien la presión en la salida del balón desde la portería de Vaclick. Con malas sensaciones llegamos al descanso.

No introdujo Zizou cambios en la alineación en el intermedio. Hubo dos faltas sevillistas a los nuestros en los tres primeros minutos, que el colegiado dejó pasar. El público se impacientaba. Sonaron algunos silbidos en la grada. Entonces apareció Casemiro para cambiar el rumbo del partido.

En el minuto 56, al borde del área, habilitó el mediocampista a Jovic, que le devolvió la pelota de tacón de manera exquisita. Casemiro avanzó a trancas y barrancas, para elevar un balón de finísima vaselina ante la salida de Vaclick. Era el uno a cero. El gol fue oxigeno puro para el Madrid, en un partido de tanto equilibrio.

Minuto sesenta. Introdujo Zidane en el campo a Vinicius y Benzema, por Jovic y Rodrygo. Solo dos minutos después, Vinicius cogió un balón por la banda izquierda, corrió con el balón pegado al pie cincuenta metros, para soltar un derechazo que se marchó ligeramente desviado. Anduvo rápido y vibrante el extremo, que ha vuelto por sus fueros.

Se entonaba el Madrid y, lo que es el fútbol, en una jugada aislada, Munir se llevó un balón ante nuestros defensas. El esférico le llegó a De Jong, que de tiro combado marcó el que sería el gol del empate. Munir se había beneficiado con el codo para llevarse el balón. Según el reglamento, la jugada debía haber sido anulada. El VAR avisó al Sr. Martínez Munuera, que no se atrevió a anular otro tanto al Sevilla. Con su decisión, echó por tierra todo su trabajo. Pecó el colegiado de miedoso, algo muy grave para un juez.

No se amilanó el Madrid. Tan solo cinco minutos después, el balón le llegó a Lucas Vázquez en la esquina derecha del área sevillista. Centró el gallego con suavidad al borde del área chica. Casemiro, solo, conectó un cabezazo perfecto hacia abajo. Vaclick nada pudo hacer ante la perfección del testarazo.

Pudo Casemio marcar el tercero en el 73, tras recuperar un balón al borde del área contraria. Vinicius levantó al público de sus asientos tras un carrerón extraordinario por su banda, hasta la línea de fondo en el 75. Modric remató en segunda instancia en el 81, mientras en el 86 de nuevo Vinicius dio un pase de la muerte a Kroos para el tercer gol, pero en esta ocasión el portero sevillista logró despejar el balón.

Antes, en el 83, Militao había enviado a córner un centro muy peligroso de Navas, mientras un fallo en el pase de Lucas Vázquez en el 88, llevó el balón a En Nesiry que chutó desviado. Reclamó Vinicius falta en el 89, cuando se iba solo hacía la portería contraria. Nada pitó el colegiado, ni tuvo a bien la televisión ofrecernos repetición. Nada que nos sorprenda desde luego.

Final del partido. Tres puntos más, diecisiete partidos sin perder el Madrid, el Sevilla que ha acreditado su puesto en la tabla. Casemiro 220 partidos veintidós goles. Hoy, el centrocampista brasileño asumió el mando, y nos llevó a la victoria. Se lo merece Casemiro, al que la afición le despidió con una ovación de gala.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies