La Crónica. Real Madrid 1-2 Girona. Sin Modric no hay paraíso, por @elcarrildel2

El Real Madrid ha caído derrotado (1-2) en el Estadio Santiago Bernabéu, en el partido correspondiente a la Jornada 24, del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, que nos enfrentaba la Girona.

Jugó el Madrid el primer tiempo al trantrán, a verlas venir, a ver si eran capaces de ganar con el mínimo esfuerzo. Se acentuó la tendencia con el gol de Casemiro, en el minuto 24, tras un centro de Kroos desde la banda derecha.

Eusebio, entrenador visitante, había salido con un equipo un tanto conservador. Por el Madrid, tuvieron su oportunidad, de entrada, Odriozola, Marcelo, Ceballos y Asensio. Ninguno respondió a las expectativas. Conformó el Madrid una banda derecha con Odriozola, Lucas y Ceballos, mientras por la izquierda entraban Marcelo, Kroos y Asensio. Por el centro, Casemiro, con los dos centrales.

Pudo marcar Lucas en el 16, tras regate dentro ya del área, pero Bono, que ha estado acertado despejando balones, repelió el disparo del gallego. Pudo hacer el segundo Benzema en el minuto 30, pero llegó tarde al centro de Asensio. Marcelo disparó alto en el 36, y en el 39, Bono, de nuevo, rechazó con su cuerpo un tiro de Benzema, que no vio a Odriozola entrar solo por el carril central.

Se anuló un tanto a Marcelo en el 43, por fuera de juego, que pareció claro. Con ventaja de un gol a cero llegamos al descanso, que hubo que prolongar dos minutos por el pelotazo que se llevó Courtois en los compases iniciales. Dejó el juez de línea continuar una jugada en claro fuera de juego. El disparo del delantero pegó en la cara del portero, que hubo de ser atendido.

A la salida de vestuarios, Eusebio dio entrada a Lozano y Aleix García. Acertó de pleno. Uno y otro aprovecharon a la perfección la falta de rigor táctico y contundencia de los laterales madridistas. Lozano fue una tortura para Odriozola, al que superó de cabo a rabo, sin paliativos. Por el otro lado, Marcelo daba metros y pasillo a quien se acercase por aquella zona.

Aun así, el comienzo de la segunda parte pareció otra cosa. En el 46. disparó Marcelo para que se luciera Bono una vez más, y en el 51, Benzema cabeceó fuera un buen servicio de Asensio. A partir de ese instante, comenzaron los graves problemas del Madrid, que terminarían en la derrota final.

Ceballos se mostraba impreciso y sin verticalidad, y Casemiro desapareció de la escena, bien refugiado entre los centrales, bien superado una y otra vez por los mediocampistas rivales. En el 58, Lozano cabeceó a placer. El despeje de Courtois fue enviado alto, desde el punto de penalti, por Alex García.

No le valió de nada el aviso al Madrid. Tampoco a Solari, que no advirtió la necesidad evidente de reforzar el centro del campo. En el 63, un disparo a bocajarro del Girona fue tocado con las manos por Sergio Ramos. Penalti y tarjeta amarilla para el Capitán. Transformó Stuani el castigo. Empate a uno.

Se pidió otra pena máxima a Ramos, en el 66. El desequilibrio en el aire a nuestro jugador no fue juzgado suficiente por el colegiado del encuentro. Mandó un zambonbazo Portu al palo en el 70. Su disparo llevaba tal potencia que hasta llegó el futbolista a perder las espinilleras.

Vinicius había reemplazado a Lucas en el 57. Asensio se vino a la banda derecha, desguarneciendo aun más el flanco de ataque más peligroso del Girona. En el 65, Bale ocupó el lugar de Asensio. El galés está ausente, desconectado. Ni una acción justificó su presencia en el terreno de juego.

Entró Mariano por Ceballos en el 73. El desastre se consumaría apenas un minuto después. Nueva llegada del Girona por medio de Lozano. Su disparo combado fue repelido en primera instancia por Courtois. El balón le llegó a Portu, solo en la esquina izquierda del área del Madrid. Marcelo apareció tarde, sin tiempo a interceptar el balón, que llegó al fondo de la red, a pesar de la estirada in extemis de Courtois.

Todo quedó visto para sentencia. Ramos fue expulsado en el 89, tras un intento de remate en el área visitante, por juego peligroso. Llegamos hasta el 95. Derrota que se había visto venir desde el comienzo del segundo tiempo. Modric, ausente hoy, se revaloriza. Nadie ha sido capaz de coger el testigo del croata.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies