La Crónica. Real Madrid 1-2 Athletic Bilbao. Una derrota anunciada, por @elcarrildel2

El Athletic Club de Bilbao se ha impuesto (1-2) al Real Madrid, en el partido correspondiente a las semifinales de la Supercopa de España, celebrado en el Estadio La Rosaleda, de Málaga.

Ha sido una derrota anunciada. Insistió Zidane en el mismo equipo del fiasco de Pamplona. La variación táctica fue la posición de Hazard. Tampoco en ella el belga demostró absolutamente nada. Otro fracaso más.

Del rumbo que iba a tomar el encuentro dio un síntoma el primer minuto de juego. Cinco balones tocó Courtois en ese lapso de tiempo, un día más salvador de una derrota más abultada. Los pasecitos horizontales como único argumento para sacar el balón, incapaces de superar la presión adelantada del equipo contrario.

Un error garrafal de Lucas Vázquez puso en ventaja a los rojiblancos en el minuto 17. Raúl García aprovechó el regalo para batir de tiro cruzado a Courtois.

No sirvió el tanto en contra de acicate a los nuestros, que siguieron con ese ritmo cansino tan propio de los últimos partidos.

Nada volvió a ocurrir hasta el minuto 36. Lucas, en la culminación de su noche más aciaga, cometía penalti, tras verse superado en el salto por el esférico. Raúl García puso el 0-2 en el marcador.

Nacho ocupó el puesto de Varane en el descanso. Pudo cerrar el encuentro Muniain en el 53, en que cabeceó a placer un centro desde la derecha. Se marchó fuera por centímetros.

Asensio se entonó en los siguientes minutos, intentándolo con disparos desde fuera del área. Dos tiros suyos besaron los postes, en una demostración definitiva de que hoy la suerte del campeón estaba con el Athletic.

Aún así, Benzema anotó el gol del Madrid en el 72, tras revisión del VAR. Antes, en el 66, Vinicius había ocupado el puesto de Hazard, mientras Valverde hacía lo propio con Modric. Difícil de entender el cambio. Era el croata el único que aportaba claridad al juego del equipo, mientras Kroos y Casemiro daban muestras de estar literalmente fundidos.

Courtois salvó el tercero en el 79, en un uno contra uno frente a Villalibre. Le anularon otro gol a Benzema en el 82, por fuera de juego que lo era.

Por si la sorpresa del cambio anterior no había sido suficiente, Mariano reemplazo a Karim en el 87. Ni un balón tocó el barcelonés. Volvimos a ver a Ramos de delantero centro, en una variante táctica que por sabida y repetida es más un lastre que una solución.

Batacazo considerable el de la noche de hoy, no tanto por la derrota sino por la manera en que el equipo ha afrontado el encuentro. Las pérdidas de balón en la salida ya resultan, por reiteradas, sangrantes. La incapacidad de superar la presión adelantada del rival se repite partido tras partido. Mendy, jugador voluntarioso pero de recursos técnicos muy limitados, no puede ser el principal llegador del equipo al área rival; que Hazard siga sin aportar nada, que nos cueste un mundo ganar un balón por alto, que los pases en largo sean una ilusión, que el desorden táctico crezca a medida que pasan los minutos, y que un cambio antes del minuto setenta solo sea debido a alguna lesión, acreditan de manera suficiente que, como escribí al principio, la derrota de hoy estaba anunciada.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies