La Crónica. Real Madrid 0-2 Real Sociedad. Munuera Montero atraca al Madrid, por @elcarrildel2

El Real Madrid ha caído derrotado (0-2), ante la Real Sociedad, en el partido correspondiente a la Jornada 18 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado esta tarde en el Estadio Santiago Bernabéu, ante 53.412 espectadores.

Hay ocasiones en las que el fútbol queda relegado a un segundo plano. Son aquellas en que el protagonismo no es asumido por el fútbol y lo futbolistas, sino por aquello o aquellos que rodean el partido, por ejemplo, el árbitro o sus jueces de línea.

Es lo que ocurrió esta tarde en el Bernabéu. Don José Luis Munuera Montero, árbitro natural de Jaén, perteneciente al Comité Andaluz, perpetró un atraco en toda regla al Real Madrid. Lo hizo además desde el minuto uno, en que señaló un penalti dudoso de Casemiro sobre Mikel Merino.

Y es que lo peor que le puede ocurrir a un árbitro no es ser bueno o malo, sino ser parcial, y eso es lo que hizo esta tarde de enero el Sr. Munuea Montero, ser de de un parcialidad bochornosa, insultante, vergonzosa. No puede, ni el Sr. Tebas ni el Sr. Rubiales presumir de la Liga española cuando trencillas como el Sr. Munuera Montero pitan los partidos de la misma.

El penalti que Rulli cometió en el minuto 64 sobre Vinicius fue de libro, monumental, clarísimo. Era penalti y expulsión del cancerbero donostiarra. Nada quiso saber el Sr. Munuera Montero, ni su juez de línea, ni Mario Melero López en el VAR. (Por cierto, casualidades de la vida -o quizás no- también del Comité Andaluz. A nuestra memoria han regresado de un plumazo don Luis Medina Cantalejo, o don Antonio Jesús López Nieto, de infausto recuerdo para el madridismo).

Cuatro minutos antes, en el 60, Lucas Vázquez había visto la segunda tarjeta amarilla, por una entradita menor a un contrario. Le sirvió la excusa al Sr. Munuera para dejarnos en inferioridad, y poner casi imposible dar la vuelta al gol inicial de los visitantes.

A medida que pasaban los minutos, el cansancio iba haciendo mella en nuestros futbolistas, que venían de jugar hacía treinta horas en Villarreal, en una nueva falta de respeto de la Liga de Fútbol Profesional.

Centrándonos en el juego, no podemos estar contentos con el que hoy desarrolló nuestro equipo. Fuimos capaces de crear ocasiones, pero un día más acreditamos que nos cuesta un mundo marcar. Hasta el poste se alió con los contrarios en un centro chut de Lucas Vázquez en el minuto 44.

No funcionó la banda derecha, donde Lucas sigue sin ser capaz de marcharse de los contrarios, y Carvajal tiende a acelerarse más de lo debido, descuidando sus labores defensivas. En la otra banda, Marcelo sigue lejos de su mejor forma, al igual que Casemiro, que continúa mostrando excesiva lentitud. Modric pelea sin descanso, pero le falta la claridad que dan las piernas frescas, y Kroos, volcado a la izquierda, no aporta la firmeza que necesita el medio del campo.

Courtois y los centrales siguen firmes, lo mismo que Benzema. En cualquier caso, y por encima de todo lo demás, debemos destacar el partido de Vinicius. Rápido, vertical, ágil, siempre buscando la portería contraria y al compañero mejor situado, fue capaz de llevar peligro en todas sus acciones. En el minuto 64 se marchó de sus defensores, para presentarse solo ante Rulli. El Sr. Munuera Montero se encargó de evitar su consagración definitiva, al no señalar el penalti clamoroso que sufrió.

La liga se aleja. El nivel de juego no ha sido el mejor. El Sr. Munuera se encargó del resto.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies