La Crónica. RCD Mallorca 0-3 Real Madrid. Imparables, por @elcarrildel2

¡ Suscríbete a nuestro canal de Twitch y disfruta de todos nuestros directos !

https://www.twitch.tv/elquintogrande

El Real Madrid se ha impuesto (0-3) al RCD Mallorca, en el partido correspondiente a la Jornada 28 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Mallorca Estadi, ante 17.191 espectadores.

Puso el Madrid el turbo cuando casi llegábamos a la primera hora de juego. Entonces, de nuevo la presión en la salida del balón rindió dividendos. Valverde se hizo con el esférico en lucha con Baba, habilitó a Benzema, que envió el balón a Vinicius para que el extremo marcase con un tiro que pasó entre las piernas de Sergio Rico.

Ese tanto inclinó definitivamente el campo a favor del Madrid, que marcaría el segundo por medio de Benzema, de penalti cometido sobre Vinicius. Robó el brasileño la bola en su área, dio inició al contragolpe que condujo Benzema. El balón no le llegó a Vinicius, que había corrido como un cohete todo el terreno de juego, por el empujón de un defensor local.

Otro gran partido de Vinicius, que porfió durante los noventa y siete minutos de encuentro con un Maffeo que le pretendió hacer un marcaje individual. Abusó el lateral de un juego duro que pasó a ser brusco grave en varias acciones. Su entrada a la rodilla de Vinicius en el minuto 29 fue merecedora de tarjeta roja directa. Dio otro plantillazo a Camavinga ya en el 94, que se marchó al limbo. Entre una y otra acción, infracciones al reglamento impropias de un futbolista de primera división. Un leñador en toda regla.

El primer tiempo transcurrió con dominio madridista, si bien el Mallorca, que estaba realizando un esfuerzo físico descomunal, dispuso igualmente de varias acciones con un cierto peligro. La más clara, en el minuto 34, por medio de Maffeo, cuyo disparo rozó el poste por su parte exterior.

Había salido Ancelotti con Valverde por Modric, Lucas Vázquez por Carvajal, y Rodrygo en el extremo derecho. Cumplieron los tres con creces.

Esta vez si hizo Ancelotti los cinco cambios. En el 59, se incorporaron al juego Modric y Camavinga, por Valverde y un Casemiro a una tarjeta de la suspensión. En el 69, Carvajal ocupó el lugar de Lucas, mientras Asensio hacia lo propio con un Rodrygo que se marchó lesionado tras una entrada de juzgado de guardia de Raillo. Mendy se lesionó en el 79, ocupando su lugar Marcelo. Terminamos el encuentro con únicamente diez futbolistas, pues Benzema se resintió de problemas musculares tras el tercer tanto. Se optó por quitarle del terreno de juego para evitar males mayores.

El segundo tiempo ya fue harina de otro costal. A los dos goles anteriores hemos de sumar uno más. Kroos envió un balón desde el saque de esquina a Marcelo. Este puso un centro exquisito, medido, de dulce, a Benzema, que se elevó de manera majestuosa en el punto de penalti para cabecear a la escuadra el tercer tanto de un Madrid imparable, con el que los nuestros cerraban el partido.

No podemos pasar por alto la actuación arbitral, a cargo de don José María Sánchez Martínez. Nefasta, aunque esperada por otra parte a tenor de los antecedentes de este colegiado en lo que al Real Madrid respecta.

Permitió en todo momento el juego brusco de los locales. Maffeo pegó todo lo que quiso, a Vinicius mayormente y a todo el que se acercó por su demarcación. Se marchó con tarjeta amarilla, mostrada nada menos que en el minuto 76. Su entrada a la rodilla de Vini en el minuto 29 era tarjeta roja directa. Quizás hasta se pueda entender que el colegiado no advirtiese la peligrosidad de la acción. Que el Sr. Medié Jiménez en el VAR, y el Sr. Estrada Fernández en el AVAR, no advirtiesen al colegiado, es inadmisible. Debe dar explicaciones del asunto el Sr. Medina Cantalejo. Que la entrada de Raillo, que lesionó a Rodrygo, se saldase con tarjeta amarilla, es sonrojante, inadmisible, impropio de una competición que se dice seria.

La tarjeta mostrada a Valverde en el 16, por una entrada sobre Kubo, acredita que el Sr. Sánchez Martínez no entiende nada de fútbol. No ha jugado jamás a este deporte. (Por cierto, no me convenció Kubo. Blandito en el uno contra uno, con tendencia a irse al suelo, y sin peso específico en el medio del campo de su equipo).

Que Vinicius se marchase con tarjeta amarilla por protestar el entradón recibido, al igual que Lucas por una faltita, y Ancelotti por protestar el juego brusco de los rivales, tampoco habla muy bien del Sr. Sánchez Martínez.

En fin, damas y caballeros, que Vinicius marcó su gol número 14, Benzema, con los dos de hoy, lleva 22 en liga. Que sacamos diez puntos al segundo, con diez jornadas por disputarse, que el Madrid no ha encajado gol en ocho de sus doce últimos partidos de liga, y que el domingo se viene un clásico que hay que ganar para cerrar un ciclo de dos semanas espectaculares. Esperemos que ni Benzema, ni Mendy ni Rodrygo tengan lesiones de importancia.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies