La Crónica. Granada 1-4 Real Madrid. Valor y belleza del contragolpe, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-4) al Granada, en el partido correspondiente a la Jornada 14 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes, de la capital nazarí, ante 17.500 espectadores.

Estuvo el Madrid los noventa y cuatro minutos de juego a un nivel superior, un auténtico vendaval que pudo lograr una victoria incluso más abultada. Kroos y Modric jugaron a un nivel altísimo, al igual que Vinicius, que cada partido que pasa sube un escalón, acompañado por Benzema, nadie sabe hoy día de fútbol más que él, y un recuperado Marco Asensio, que abrió el marcador y se le vio todo el partido participativo y valiente, reivindicando un puesto en el once titular.

Atrás no desentonamos. Impecable Nacho, que volvía al once, una tarde más, junto a Alaba. Carvajal y Mendy, en los laterales, firmes y apoyando arriba cuando la situación lo requirió. Hasta Casemiro se fue entonando con el pasar de los minutos. Courtois sus dos o tres intervenciones determinantes para asegurar la victoria.

El primer gol llegó en el minuto 18. Kroos robó un balón en el centro del campo, habilitó a Asensio por el carril central. El balear salió como una flecha hacia al portería de Maximiano, al que batió de tiro cruzado.

Cinco minutos después llegaría el segundo gol, en esta ocasión obra de Nacho. Córner que sacó Kroos en corto a Modric. El croata le devolvió el esférico, para que el teutón, ya dentro del área, centrase a Nacho que remató de primeras con su pierna derecha. Habrá que ser más cuidadoso de ahora en adelante con los denominados “gilicórners”.

Pudimos rematar treinta minutos espléndidos en el 29. Un contragolpe fulgurante llevado por Vinicius y Benzema fue culminado por Asensio. Su disparo, con mucha intención, fue sacado en la línea de gol por Soro.

La superioridad de los hombres de Ancelotti (ayer vestidos con el bonito uniforme azul) era absoluta. El Granada se encontró con su único gol en el 33. Disparo lejano de Luis Suárez, que rebota en Nacho y descoloca a Courtois. 1-3.

El belga tuvo que emplearse a fondo en el 39, para despejar un cabezazo hacia atrás de Casemiro, que intentaba despejar un centro al punto de penalti. Otra gran mano sacó Maximiano a derechazo de Benzema en el 43. Así llegábamos al descanso. Toni Kroos había dado los pases de los dos goles.

El segundo tiempo acentuó el dominio y las ocasiones del Madrid. Disparamos en los minutos 47, 50, y por dos veces en el 53. En el 55 llegó el tercer gol blanco. Contragolpe fulgurante. Casemiro habilita a Benzema, que filtra un pase superior a Modric, ya con el croata dentro del área. De primeras, Luca para Vinicius, que solo en el punto de penalti la empuja al fondo de la red. Tanto de mucha enjundia, de categoría, de esos en los que hasta hace unos años la grada sacaba los pañuelos para saludar al autor.

Monchu quiso tener su protagonismo en el partido. A dos entradas muy duras sobre Kroos en la primera mitad, sumó un codazo a Vinicius en el 64. Culminó su tarde con una entrada durísima sobre Vinicius, que se iba por la línea a fondo hacia la portería. Le valió la tarjeta roja directa, justa y merecida. Leñadores de ese calibre no deben transitar por el fútbol español. A continuación fue expulsado Robert Moreno, entrenador local, por sus airadas protestas. Resulta lamentable que un entrenador defienda esas maneras y acciones de alguno de sus jugadores.

El caso es que en el 70 optó Ancelotti por quitar a Vinicius, dando entrada a Rodrygo. Reconoció Carletto que lo hizo por precaución. Una lástima que las actitudes de algunos nos impidan ver a jugadores en un estado de forma y ganas como Vinicius Jr.

No desentonó Rodrygo, que dio un pase de espaldas de lujo a Benzema. El remate del francés fue despejado por Maximiano.

Cerró la cuenta goleadora Mendy en el 75. Recibió el lateral un pase superior de Casemiro. Dio un par de zancadas Mendy para descerrajar un derechazo ante el que nada puedo hacer el portero local.

Se incorporaron entonces al partido Camavinga, Isco y Jovic, para dar descanso a Modric, Benzema y Kroos. Entraría a continuación Vallejo, por Alaba, en lo que ha supuesto el debut del maño en la presente temporada.

Hubo un penalti a Rodrygo en el 86, tras otro lujo ante su defensor. Anuló la acción previa el colegiado, alegando que el balón había salido por la línea de fondo. Para terminar, Courtois despejó un cabezazo certero de Jorge Molina con marchamo de gol. Isma Ruiz, ya en el 92, se encontró de nuevo con los puños del cancerbero madridista.

Final de un partido en el que el Madrid volvió a poner de relieve el valor y la belleza del contragolpe, tan denostado de manera tan injusta e inmerecida por algunos cofrades que solo saben ver el fútbol en una dirección. Peor para ellos.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies