La Crónica. Granada 1-2 Real Madrid. Sufrir y ganar, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-2) al Granada, en el partido correspondiente a la Jornada 36 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio Nuevo Los Carmenes, de la ciudad nazarí.

Hemos visto dos partidos en uno. En el primer tiempo, la superioridad del Madrid fue absoluta, casi podríamos decir que aplastante. Volvió Zidane al esquema de cinco centrocampistas y un solo delantero. Le dio resultado durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

Corría el partido todavía por sus primeros compases, cuando Mendy penetró con velocidad y decisión hasta la línea de fondo. Ya en el área pequeña, soltó un zurdazo durísimo ajustado a la escuadra. Cubrió ángulo Rui Silva, pero no pudo detener el misil que acababa de lanzar el lateral francés.

Ese primer gol pareció darnos alas. El superpoblado medio campo madridista movía el balón con soltura de una banda a otra. Kroos por la izquierda y Modric por la derecha llevaban la manija del partido. Isco en los tres cuartos hacía su labor. Arriba, Benzema trabajaba de manera incansable.

Al cuarto de hora llegaba el segundo gol del Madrid. Un robo en el medio del campo llevó el balón a Modric. Habilitó el croata a Benzema, que penetró en el área, dribló a su defensor y remató con su derecha al palo largo. Gol número diecinueve de Karim en la presente liga.

De ahí hasta el final nada varió. El Madrid dominador y mandón que tanto nos gusta siguió deleitándonos con su juego bonito y fluido. Al descanso, dos goles de ventaja que nos hacía ser optimistas.

Sin embargo, el partido cambió de forma radical tras el descanso. El Granada presionaba arriba, y pretendía acercarse más a nuestra portería. En el minuto 49, es presión llevaba a Casemiro a perder un balón en el centro del campo. El contragolpe rápido de los locales llevó el balón a Machis, que disparó a nuestra portería con Courtois saliendo a la desesperada. El esférico se coló entre su piernas.

El gol dio alas al Granada, mientras empequeñeció al Madrid. Los cambios de Zidane, Asensio y Rodrygo por Isco y Valverde, no sirvieron para revitalizar el equipo. Tocaba sufrir para sacar adelante un resultado.

El arbitraje del Sr. don Jaime Latre tampoco resultó clarificador. Dio un concierto de pito, pitando los contactos mínimos y amonestando a Courtois por pérdida de tiempo, mientras permitía hasta siete faltas a Yangel Herrera, uno de esos leñadores que circulan por nuestro fútbol invisibles para los colegiados españoles. La entrada a Sergio Ramos en el minuto 63 fue de tarjeta incluso algo más que amarilla, pero ni esta vio el defensor granadino.

El fallo desdibujó un tanto a Casemiro, que se mostró más inseguro de lo habitual. Mucho bajó igualmente el nivel Mendy, que comenzó a mostrar vulnerabilidad por su banda. Por la otra volvía Carvajal, al que ya conocemos de manera más que suficiente.

Por el otro lado, crecía Sergio Ramos, mostraban su habitual firmeza Varane y Courtois, y seguían corriendo sin pausa Kroos, Modric y Benzema. No realizó Zidane más cambios.

Tras cinco minutos de prolongación, terminamos el partido en el campo del Granada. Tres puntos más. La liga más cerca. Nadie dijo que fuera a ser fácil. El próximo jueves, en el Di Stefano, puede ser un día grande. Seguro que sí.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies