La Crónica. Girona 1 – 3 Real Madrid. ¡Oh lá lá Benzema!, por @Aleelmadridista

El Real Madrid se ha clasificado para semifinales de la Copa del Rey tras vencer por un gol a tres al Girona en el partido de vuelta de los cuartos de final del trofeo del K.O. De esta manera conseguimos el triunfo en el global de la eliminatoria por siete goles a tres.

El hombre del partido, de la eliminatoria y del momento del Real Madrid es Karim Benzema. Sin lugar a duda, el francés está en uno de sus mejores momentos como jugador blanco desde que llegó, allá por el 2009. Hoy dio otro recital con el que los madridistas disfrutamos, más que nada, porque es puro fútbol.

Solari, lejos de confiarse de que la eliminatoria estaba cerrada, salió con prácticamente todo. Las rotaciones de Modric y Casemiro en el centro del campo lo más destacable. Los sustituyeron Ceballos y Marcos Llorente, ambos haciendo un gran partido.

El encuentro arrancó en Montilivi de una manera muy abierta. Tanto los locales como los madridistas llegaban bastante a las áreas contraria. El Girona avisó en a balón parado a través de un chut de Grannel a balón parado. La pelota la rechazó Keylor y posteriormente se estrelló en el larguero.

El conjunto blanco no era capaz de dominar el encuentro. El Girona salió con una alta intensidad y una presión en campo contrario. Los madridistas no se encontraban cómodos…

No obstante, en el minuto 15 pudo caer el primero por mediación de Benzema, tras recoger un rechace de Gorka Iraizoz. El francés no lo aprovechó y me atrevo a decir de que fue el único fallo del nueve madridista en la noche de hoy.

El Madrid, a medida que iba pasando los minutos se iba haciendo con el control del choque, y por ende, de la eliminatoria, la cuál se vería prácticamente sentenciada en el minuto 27 tras el 0-1, obra de Benzema. El galo combinó con Carvajal por la banda derecha, y chutó al palo largo de la portería del Girona con una definición exquisita. Él se lo guisó y el se lo comió.

El Girona reaccionó a este gol, y en tan solo dos minutos Stuani estuvo a punto de hacer la igualada. Afortunadamente, el ariete erró en la definición cuando se cantaba el gol en Montilivi

Otro que estuvo estelar en Gerona fue Vinicius. Formó una conexión por la banda izquierda con Marcelo que era toda una pesadilla para la zaga gerundense. Precisamente, tras una jugada entre los dos brasileños por la izquierda, Marcelo casi hace el 0-2. Fue una obra de arte pero faltó la culminación.

Con el 0-1 en el luminoso, los locales aún tenían posibilidades de darle la vuelta a la eliminatoria. Estas, se verían mermadas tras el gol del Madrid en el minuto 42. Nuevamente, Karim Benzema mandaba el balón de las mallas, tras recibir una muy buena asistencia de Vinicius. El brasileño arrastró a tres defensores tocó para “Monsieur” y esté desde media distancia sentencia la eliminatoria.

Así nos íbamos al descanso. 0-2 con un Madrid que fue de menos a más y con un Karim que está en un gran estado de forma.

La segunda parte, el equipo la afrontaría de una manera más relajada, debido a que los deberes ya estaban hechos.

En el 57 Solari movía ficha. Se marchó el protagonista de la noche, Karim Benzema, y entró Marco Asensio. Otra gran noticia, la vuelta del mallorquín.

Cinco minutos después, se marchaba Sergio Ramos y entraba Nacho.

Justo tras el cambio, pudimos marcar el 0-3, pero incomprensiblemente Lucas Vázquez falló a puerta vacía. En favor del gallego, hemos de decir que empezó la jugada él solito, asistió correctamente a Asensio, pero erró el rechace de Gorka. Era el tercero, sin embargo, la pelota se estrelló en el palo.

En el 67 se produjo el tercer y último cambio en nuestras filas. Se marchó Vinicius y entró Bale.

Cuatro minutos después, el Girona, en un despiste defensivo del Madrid, marcaría el 1-2 por mediación de Pedro Porro. El canterano del gerundense definió a la perfección ante Keylor.

Aún los madridistas, tendríamos un gol que celebrar. Bueno, mejor dicho, un golazo. Esta vez, sería uno parecido que nos recordó al de la final del Mundial de Clubes. En esta ocasión, Marcos Llorente, con un cambio de ritmo impresionante hacía el 1-3 con un chut potente a la derecha de Iraizoz. El hijo del “lechuga” como lo llama Jose Antonio, está “on fire”.

Los últimos quince minutos sería prácticamente intrascendente. Lo único destacable una carrera de Asensio, que nos recordó a aquellas que se hacía cuando estaba a su mejor nivel. Ojalá, vuelva a recuperar aquel estado, porque sería lo mejor para él, pero sobre todo, para el equipo.

De esta manera, el Real Madrid accede a las semifinales de Copa del Rey y ya espera rival. El sorteo será mañana. Esperamos a Valencia, Betis o Barcelona. Veremos quién toca. Lo importante, es que estamos más cerca de la final del próximo 25 de mayo en el Estadio Benito Villamarín.

¡HALA MADRID!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies