La Crónica. FC Barcelona 1-3 Real Madrid. ¿Crisis, qué crisis? por @ElCarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-3) al FC Barcelona, en el partido correspondiente a la Jornada 7 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio Camp Nou de Barcelona.

Corría el minuto 89 del partido. Se había adelantado el Madrid en el 58, por medio de Sergio Ramos, al que Lenglet había hecho penalti. Rodrygo, que había sustituido a Asensio en el 80, le pasó el balón a Luca, ya dentro del área grande, en el centro de la misma. La controló el croata, amago una vez, y luego otra, y después una más. Neto cayó al suelo. Fue entonces cuando Modric, con el exterior, envió el esférico al fondo de la red. Clase de Balón de Oro en estado puro, inmejorable colofón para poner punto y final a una nueva victoria de los nuestros en el estadio azulgrana.

Insistió Zidane en el 4-3-3, y desde luego que en el día de hoy le dio resultado. Volvió Sergio Ramos al eje de la defensa, y a su son el equipo volvió a ser ese grupo que se mueve de manera organizada y armoniosa. Se creció a su lado Varane. Nacho cumplió en el lateral derecho, mientras Mendy, que compartió banda izquierda con Vinicius, confirmó que hoy por hoy es el titular en ese lateral.

Casemiro sigue lento. Se le vieron las costuras en el primer periodo. Después, tras adelantarnos en el marcador, cuando el equipo se juntó más en torno a su área, fue capaz de mejorar sus prestaciones. Le acompañaron en el medio del campo un soberbio Toni Kroos, y un Valverde que se tuvo que marchar reventado en el minuto 68, dejando paso a Modric. Había abierto el charrúa el camino de la victoria en el minuto 4, al aprovechar un pase al hueco fantástico de Benzema.

Se descuidó Asensio en la marca de Alba en el minuto 7. Lo aprovechó el lateral para poner un balón al punto de penalti. Fati se anticipó a Ramos, para rematar al fondo de la red.

No se descompuso el Madrid tras el gol. El minuto 23 vivió una oportunidad clara en cada área. Primero fue Messi el que tras un dribling en el área pequeña disparó a quemarropa. Courtois acertó a despejar, en grandísima intervención.

En la siguiente jugada, fue Kroos el que sirvió, con su pierna zurda, una pase magnífico desde la izquierda a Benzema. El francés disparó de primeras desde el punto de penalti. Neto rechazó su disparo.

Ambos equipos atacaban por su banda izquierda. Martínez Munuera daba sensación de casero con la señalización de faltas y tarjetas. El dominio era alterno. Ambos contendientes parecieron darse una tregua a partir del minuto 30, que llegaría hasta la señalización del descanso.

Pareció haber un penalti de Lenglet a Sergio Ramos a la salida de un córner, mediado el primer tiempo, que no se señaló. Tampoco tuvo a bien la realización del partido ofrecernos la repetición hasta terminado el tiempo de descanso. Los bulliciosos comentaristas de Movistar, Carlos Martínez y Julio Maldonado, guardaron un absoluto silencio, en franca oposición a sus comentarios subidos de volumen cuando los lances eran a favor de los culés. Nada nuevo bajo el sol, ni que nos vaya a sorprender a estar alturas, pero no por eso vamos a dejar de señalarlo.

El segundo tiempo arrancó con un Barcelona que empujaba a los nuestros. Dispuso Coutinho de una gran ocasión el minuto 53, pero su cabezazo se marchó fuera por poco. Antes, en el 50, Fati había disparado demasiado cruzado, con Messi en posición adelantada. Disparó a las nubes un buen centro Benzema en el 56, preámbulo del penalti a Ramos en el 58. En esta ocasión si llamó el VAR la atención del colegiado, el cual señaló la máxima pena tras consultar la jugada. Agarrón claro que desequilibra a nuestro Capitán. Él mismo se encargó de lanzar la pena máxima, con la paradinha habitual. 1-2. De nuevo por delante en el marcador. Desde la temporada 2006-07 no le pitaban al Madrid un penalti a favor en la competición liguera en el Camp Nou.

Se echó entonces el Madrid atrás, pero eso sí, con orden y concierto, escalonados, parando una tras otras las acometidas del FC Barcelona. Falló entonces Vinicius varios pases fáciles en los contragolpes del Madrid.

Pudo cerrar el Madrid el partido en el minuto 85. Un pase magnífico de Lucas, que había ocupado el lugar de un lesionado Nacho al borde del descanso, fue rematado a bocajarro por Kroos. Neto repelió en dos ocasiones. A continuación, de nuevo Lucas puso un balón espléndido al segundo palo. Lo remató de arriba abajo Sergio Ramos. Otra vez Neto resultó providencial para los suyos. Así llegamos al minuto 89, con la intervención estelar de Luca Modric.

Cinco minutos de descuento, que de nada sirvieron porque la suerte estaba echada. El partido merecía un buen titular. En ese momento me vino a la mente aquel disco de Supertramp (qué mayor soy) titulado “Crisis, ¿Qué crisis?”.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies