La Crónica. Eibar 1-3 Real Madrid. Velocidad de crucero, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-3) a la S.D. Eibar, en el partido correspondiente a la Jornada 14 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio de Ipurua, de la ciudad armera.

Fue un partido con varios caminos. En todos ellos supo el Madrid moverse con soltura, en algunos de ellos, como los veinte minutos iniciales, dando una auténtico curso de fútbol moderno, bello, rápido y efectivo.

Nos sirvió ese inicio para ponernos con dos goles de ventaja en el marcador. El primero lo marcó Benzema, al aprovechar un pase magnífico de Rodrygo al corazón del área. Era el minuto 5. El segundo llegaría en el 12. Modric aprovechó un pase de la muerte de karim, que se llevó con un quiebro a su defensor un balón que había robado Lucas Vázquez en el borde del área, pegado a la línea de fondo.

Modric dejó su impronta en esos veinte minutos iniciales. Le vimos gestos técnicos y pases a los huecos de superior cuantía, dignos del balón de oro que atesora. El resto del equipo se movía a su ritmo, acompasado, moviendo el balón de lado a lado con prontitud y sentido, impidiendo que el enorme esfuerzo físico de los locales nos lograse arrebatar la pelota.

Una lástima el cabezazo de Karim en el quince que se marchó desviado, y que llevaba olor a gol. Tuvimos otra gran ocasión en el 25, en el que se señaló fuera de juego a Rodrygo.

El Eibar aprovechó su única ocasión de la primera mitad. Era el minuto 27. Perdimos un balón en la salida, el esférico le llegó a Kike García, al que le salió un disparo combado a la escuadra al que no llegó Courtois, a pesar de su espléndida estirada.

Pudimos marcar de nuevo en el 36. A Lucas Vázquez le faltó un número de bota para rematar un pase magnífico de Mendy al segundo palo. Nos íbamos al descanso satisfechos con el juego desplegado por el equipo, mayormente en los primeros veinte minutos, pero con la sensación de que el marcador debía ser más amplío a nuestro favor.

Salieron los armeros a por todas en la segunda mitad. No llevan buena temporada en su casa, en la que únicamente han cosechado un empate. Karim disparó en el 47, si bien se le pitó off side de nuevo. Falló Ramos en el 56, en un balón horizontal, que a punto estuvo de costarnos un disgusto. Dio el equipo un bajón físico a partir del minuto 60, que aprovecharon los locales.

Luca estaba reventado tras el enorme esfuerzo realizado. Pidió el cambio, dejando el sitio a Valverde en el 70. A la vez, Asensio ocupó el lugar de Rodrygo, hoy titular. Vinicius se había quedado en Madrid con gastroenteritis.

En el 67, Dimitrovic había sacado un tiro cruzado de Rodrygo desde el punto de penalti. En el 70, fue Mutu el que cabeceó alto, anticipándose a Varane. Asensio rozó la escuadra en el 72, al saque de un libre directo al borde del área. En el 90, Ramos le sacó un balón a Bigas en el punto de penalti, cuando ya se veía el gol. En la siguiente jugada, el esférico le llegó a Benzema, que filtró un pase sensacional a Lucas, que entraba por el carril del ocho como una locomotora. El de Curtis penetró con decisión en el área, acertando a cruzar el balón en lo que era el tercer gol del Madrid, y el cierre del partido.

Victoria sufrida por la cortedad en el marcador, y por un segundo tiempo en el que los armeros empujaron mucho. Sin embargo, y más allá de algún fallo puntual, supimos aguantar el envite, firmes y ordenados en la defensa. Lástima que no pudimos hilvanar algún contragolpe fructífero.

Tercera victoria seguida en Liga. El equipo parece haber cogido la velocidad de crucero necesaria para aspirar a todo.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies