La Crónica. Celta de Vigo 2 – 4 Real Madrid. Recital de Benzema en Vigo, por @Aleelmadridista

Victoria importantísima con un Benzema estelar. Lo necesitábamos. Esta vez sí aprovechamos el pinchazo del Barcelona y el Madrid consigue recortar distancias en la tabla clasificatoria. Ya tan solo estamos a cuatro puntos, y lo mejor de todo es que empezamos a recuperar sensaciones.

Acudíamos a Vigo, un campo siempre complicado por el rival y por las ganas que este siempre nos tiene (Se demostró en cada entrada dura que nos hacían). Era una final. Esta vez no se nos podía escapar la oportunidad de acortar diferencias con nuestro máximo rival por el campo liguero, y así fue. Se solventó el partido con creces y conseguimos sumar los tres puntos.

Solari, que ha cumplido las expectativas y se ha ganado el derecho a continuar en el banquillo madridista, salía sin Isco y sin Asensio. Bale y Benzema en punta con Casemiro, Kroos, Modric y Lucas Vázquez en el medio.

Si un hombre fue clave en el partido ese fue Karim Benzema. El nueve madridista desde el minuto 2 con un chut que hizo estirar a Sergio. Un minuto después lo volvía a intentar, pero esta vez la pelota se le fue rozando el poste de la portería del conjunto gallego. Todo hacía indicar que estábamos ante una gran noche del francés.

El Real Madrid estaba bien. Empezó el partido con personalidad, con seriedad y con ganas. Es evidente que este equipo con Solari parece otro. Un chut de Kroos y varias llegadas por bandas estuvieron a punto de hacer el 0-1.

El Celta de Vigo no se encontraba a gusto en el campo y tras sentirse inferior al Real Madrid realizaba entradas durísimas, traspasando en alguna ocasión el límite del reglamento. De esta manera, una falta de roja directa de Maxi Gómez lesionó a Casemiro. El brasileño fue cambiado por Ceballos. Nefasto y paupérrimo el arbitraje de Undiano Mallenco.

En el minuto 17 estuvo a punto de adelantarse con un cabezazo de Okay al larguero. Era la primera llegada de peligro de los vigueses y se produjo a balón parado.

Los de Solari ante este susto respondieron con una volea de Dani Ceballos que se fue desviada y con una gran combinación entre Modric y Benzema que acabaría con gol del nueve. Perdón, golazo. Pase impresionante del croata, control aún mejor de Karim y definición exquisita para mandar la pelota al fondo de las mallas y así poner el 0-1. Se gustaba el Madrid y los madridistas disfrutábamos.

A punto estuvimos de hacer el 0-2 por mediación de Lucas Vázquez, pero cuando se disponía a chutar se resbaló de manera desafortunada. Gran robó de Benzema que asistió para Lucas, pero por mala suerte no pudo hacer el tanto.

A partir de la media hora el Celta dio un paso al frente en busca del empate. Era más un querer y no poder. No hacían mucha jugada de elaboración pero tras un disparo de media distancia de Fran Beltrán estuvo a punto de hacer la igualada.

El Madrid apretó los dientes ante este adelanto de línea del conjunto local, y en vez de dejarse embotellar fue también hacia arriba en busca de encarrilar el partido. Lo pudo hacer Kroos en el 35 que tras otra maravilla de Benzema en el alambre de la línea de fondo, asistió para el germano y este a puerta vacía erró en el lanzamiento. Raro de ver esto en el alemán.

Antes del descanso los madridistas suspiramos tras ver el paradon de Courtois al disparo de Brais. Se cantó el gol en ciertos sectores de Balaídos.

Al descanso nos íbamos con una mala noticia en forma de lesión. Esta vez se lesionó Reguilón. Solari metió a Javi Sánchez y Nacho pasó al lateral izquierdo. Y a todo esto, Bale cojeaba debido a una durísima entrada de Hugo Mallo.

La segunda parte empezaba con más del “show” de Benzema en Vigo. En el minuto 50 estrelló la pelota al larguero tras perfilarse desde la banda izquierda. Estaba “on fire” el francés, que tan solo 6 minutos después, tras recortar varias veces mandaba la pelota al poste y esta rechazaba en el rostro de Cabral y se iba para la red. Gol en propia meta, pero el jugadón de Benzema quedará para la eternidad.

Tras este gol, el Madrid se mostraría un tanto más pasivo. Esto lo aprovechó el Celta para dominar el partido y en el 62 Hugo Mallo recortaría diferencias tras marcar un golazo por la banda derecha. Tocaba sufrir.

En el minuto 70 Iago Aspas estuvo a punto de recortar diferencia, pero Courtois metió una mano impresionante para evitarlo. Referente a las lesiones no podríamos tener más mala suerte, ya que el tercer cambio del partido también sería por problemas físicos. Esta vez se fue Nacho con dolores y entró Asensio. Lucas Vázquez pasaría al lateral izquierdo.

Todos respirábamos tranquilo tras ver el penalti que le pitaron a los nuestros a falta de diez minutos. Pena máxima clara de Juncá sobre Odriozola que transformaría Ramos a lo “panenka”. 1-3 y partido sentenciado.

El Celta acabaría con 10 (y pocos fueron) tras la expulsión de Cabral. Aún nos quedaba ver un gol más de los nuestros. Sería a través de Ceballos, que con un chut de media distancia ponía el 1-4. Golazo impresionante del andaluz.

Finalmente, para cerrar el partido el Celta de Vigo, a través de Brais marcaría el 2-4 en el 94.

Y así nos vamos al parón de selecciones. Contentos por los tres puntos y por recortar diferencias al Barcelona. Poco a poco vamos recuperando sensaciones y este Madrid parece que empieza a funcionar. Por ello, Solari ha pasado el examen en estos cuatro partidos y seguirá siendo el entrenador del Real Madrid de manera definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies