La Crónica. Celta de Vigo 1 – 3 Real Madrid. Victoria de equipo, por @Aleelmadridista

Empezó la Liga en Vigo y el Real Madrid volvió a la senda de la victoria. Entre tantas dudas sobre el equipo debido a la mala pretemporada, los de Zidane sacaron con nota el compromiso de la primera jornada liguera

El francés sacó a Bale de inicio e hizo lo propio con Vinicius. James, Isco y Lucas Vázquez esperaron su oportunidad en el banquillo.

El conjunto madridista supo sufrir en todo, incluso a la hora de quedarse con diez por la expulsión de Luka Modric en la segunda parte. El choque empezó con un dominio de pelota de la plantilla vigués, pero que no se traducía en ocasiones de peligro.

No obstante, el Real Madrid, que esperaba su oportunidad a la contra, no la desaprovechó en el minuto 12, ya que tras una jugada fabulosa de Bale por banda izquierda, Karim Benzema hacía el 0-1 anticipándose a los centrales. De esta manera, los nuestros cogían la ventaja en el luminoso.

El gol hizo que los de Fran Escribá cogieran más el dominio del choque, aunque seguían sin generar peligro, cosa que si hacía el Real Madrid tras los continuos desmarques de Gareth Bale, el cuál pudo hacer el 0-2 en el 14. Rubén rechazó el chut del galés a saque de esquina.

El choque avanzaba y el Celta tuvo la más clara de la primera parte en el minuto 31. La ocasión llegó a través de un gran pase de Iago Aspas que Varane rozó para que Toro Fernández no pudiera hacer el 1-1 ante Courtois.

El balón era del conjunto gallego, aunque el Madrid no sufría en ningún momento y era realmente el equipo que más peligro generaba. Bale y Vinicius muy comprometidos en tareas defensivas impedían que se produjera huecos defensivos.

A pesar de que el Celta tuviera la pelota, el mejor de su equipo fue Rubén Blanco, que salvó a los suyos de una derrota más holgada. En el minuto 39 sacó una mano impresionante ante un chut de Luka Modric y 5 minutos después hizo lo propio ante Bale.

La primera parte acabó con susto para los madridistas. Tras un fallo garrafal de Odriozola en la salida de pelota el Celta anotó gol por mediación de Brais. Afortunadamente el VAR, de manera correcta, lo anuló por fuera de juego. Se iba al descanso 0-1.

En la segunda parte el equipo madridista dejaría más espacios al principio del acto y empezaron a llegar las ocasiones de peligro para los vigueses. Prueba de ello, es que en el 49 Courtois realizó un paradón ante Iago Aspas. Se cantó el 1-1.

Si el VAR nos benefició al final del primer tiempo, en el 56 nos perjudicaría expulsando a Luka Modric por roja directa. Excesiva en mi opinión. Estrada Fernández no sacó ni amarilla en vivo.

El Madrid con diez, bien es cierto que controló más el partido, aunque al principio sufrió. Lo evidencia el mano a mano que salvó Courtois en un primer instante, y la parada de reflejo que le saca a remate de Araujo. Se olía el 1-1…

De todas maneras, una vez pasado los minutos, sorprendentemente los de Zidane empezaron a tener el dominio de la posesión. Todos respiramos más tranquilos en el minuto 61 tras el golazo de Kroos que rompía las telarañas de la portería de Rubén. Chutazo desde fuera del área del alemán que ponía el 0-2. Respirábamos más tranquilos…

En el 66 empezaban los cambios. Entraban Lucas Vázquez e Isco y se marcharon en su lugar Bale y Vinicius. El equipo se sentía cómodo sobre el terreno de juego y “dormía” el choque. Balaídos se quedó mudo tras el 0-2, pero aún quedaba 20 minutos y el Celta tenía uno más.

No obstante, la sentencia llegó en el 80, tras el gol de Lucas Vázquez. Más allá del gol, hay que destacar la pedazo de jugada del conjunto madridista, que con una combinación fantástica entre Isco, Marcelo y Benzema, el balón llegó a Lucas y el gallego no perdonó. 0-3 y sentencia.

A falta de 8 minutos se iba Benzema y entraba Jovic. Debutó el serbio en partido oficial con la elástica madridista.

El Celta vería puerta en el 90, tras una contra pillo al Madrid sin laterales en defensa e Iker Losada con un tiro fuerte abajo batía a Courtois. Lástima no mantener la portería a cero en la tarde de hoy.

Así acabó el partido. 1-3 ante el Celta en un campo complicado como es Balaídos. Victoria importantísima que nos ponen en ventaja del Barcelona y calman un poco más las aguas entre la afición. Empezó lo bueno, y los nuestros reaparecieron conquistando Vigo en una victoria seria, solidaria, que podríamos catalogar como de EQUIPO.

Hala Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies