La Crónica. CD Leganés 2-4 Real Madrid. Suplentes con mucha clase, por: @ElCarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto, por 2-4, en su visita al Estadio de Butarque, de la localidad de Leganés, al sur de la Comunidad de Madrid, en partido correspondiente a la jornada número 30 del Campeonato Nacional de Liga de la Primera División.

Rotó Zidane un día más, quizás en la noche de hoy más que en otras ocasiones. Sin duda, se presentaba propicia la ocasión. El CD Leganés es el equipo menos goleador de la Primera División, y los suplentes blancos ya habían dado muestras, en todas las ocasiones en que lo han podido demostrar, que están preparados para responder de manera conveniente cada vez que lo demande el entrenador.

Comenzó corriendo de lo lindo el CD Leganés, apretando a los nuestros en la salida del balón. Fue un espejismo. Se encargó de poner las cosas en su sitio Marco Asensio, en el minuto 10. Robó el mallorquín un balón en el centro del campo. Enfiló con verticalidad, velocidad y esa clase infinita que posee, el camino hacia la portería contraria. Tuvo tiempo, mientras aceleraba, de levantar la cabeza, para ver la llegada de James Rodríguez por el centro. Le puso el balón medido, para que el colombiano rematara a la red el primer gol de la noche.

Fue sin duda un jarro de agua fría para los esforzados jugadores locales. Para ellos y para sus entusiastas aficionados, que habían llenado el graderío, en el que también hubo destacada presencia de madridistas.

Siete minutos después, en el 17, disparó Danilo un derechazo al poste, que Herrerín envió con posterioridad a córner. El mismo fue botado por James. Lo prolongó Nacho en el primer palo, para que Morata, en bello escorzo en el segundo, enviara de soberbio cabezado el balón al fondo de la red, superando por alto al guardamente local.

Remató el Madrid sus fantásticos veinte minutos en el 22. Robó Danilo un balón en el centro del campo. El balón le llegó a Kovacic, que filtró un pase perfecto para Morata, que el delantero centro envió a la red de potente derechazo. Silencio en Butarque.

Cuando parecía que viviríamos una noche tranquila, de nuevo levantamos el pie del acelerador. Desaparecieron de escena Marco Asencio y Morata. El medio campo, en particular James, y en menor medida Kovacic y Casemiro, bajaron un tanto el pistón. Este hecho lo aprovechó el cuadro local, que en una llegada por la izquierda de Rico, sin duda su jugador más incisivo, llegó a la línea de fondo, centró, y Pires aprovechó para enviar el balón al fondo de la red.

El gol volvió a dar ánimos a los futbolistas pepineros y a la grada. Se agrandó su alegría tres minutos después. En el 34, saque de esquina por la derecha de la portería de Navas. Neves aprovecha un rechace defectuoso de Ramos para fusilar a Keylor desde dentro del área pequeña, con Nacho invalidando su posición de fuera de juego. Dudas igualmente nos presentó el arranque de la jugada del primer gol del Leganés, pero no tuvieron a bien los señores de Movistar Plus ofrecernos una repetición, por aclarar las dudas.

Pudo ampliar la ventaja blanca Lucas en el 38, pero Herrerín acertó a despejar el balón. En el 40, se pitó un fuera de juego a James, cuando se marchaba solo a la portería contraria, que también ofrece serias dudas. También sobre esta jugada pasaron sin levantar la voz los comentaristas televisivos, por lo que las sospechas de que la posición fuera válida se agigantan.

Con el 2-3 llegamos al descanso, y con los gritos tan manidos del “sí se puede” de la hinchada local. Poco duró la euforia. En el 48, hubo una falta lateral a Asensio. La puso en juego James, para que Morata la enviara al fondo de la red, previas manos voluntarias de Mantovani. Bien aplicada por Alvárez Izquierdo la ley de la ventaja, si bien la tarjeta amarilla al central pepinero quedó en el olvido. Una muy similar vimos mostrar a Sergio Ramos esta misma temporada.

A partir de ese momento, entró el partido en un pasar los minutos sin que el peligro rondase ninguna portería, excepto por una llegada preciosa de Lucas Vázquez, que tras un sombrero y un regate en corto, volvió a estrellar el balón en Herrerín. Acreditó Lucas que no es un goleador, aunque sí un magnífico futbolista.

Trámite cumplido. Tres puntos más. El Madrid que se presenta líder y con un partido menos en el derby del sábado. Cincuenta y dos partidos seguidos marcando, que nadie lo olvide.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies