La Crónica. Betis 2-3 Real Madrid. Capacidad de reacción, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (2-3) al Real Betis Balompié, en el partido correspondiente a la Jornada 3 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado esta noche en el Estadio Benito Villamarín, de la capital andaluza.

Volvió Zinedine Zidane al esquema del 4-4-2, con la sorpresa de Jovic en el eje del ataque, la vuelta de Casemiro, la presencia de Valverde, la segunda titularidad de Odegaard, y el inicio de Modric en el banquillo.

El Madrid empezó mandando en el partido. El juego era rápido y fluido, con Toni Kroos, recostado en la izquierda, erigiéndose en creador del fútbol de ataque del equipo. Había transcurrido únicamente un minuto cuanto Benzema remató a la red. El gol no subió al marcador por fuera de juego.

Pudo marcar Mendy en el minuto 5, pero acreditó que resolver en el área contraria no es lo suyo. Courtois salvó el primero gol local en el siete, enviando a córner un cabezazo a bocajarro de Sarabia.

Emerson, que sería expulsado en la segunda mitad, vio tarjeta amarilla por un plantillazo durísimo a Casemiro, que ya quedaría renqueante para el resto del partido, que logró sin embargo terminar.

El primer gol de la noche llegaría en el minuto 13. Aguanto Benzema un balón sobre la línea del área grande del Betis. Esperó lo justo para que Valverde entrará por el carril del ocho, para que rematará a la perfección el pase medido del francés. Hacía el tanto justicia a lo que se estaba viendo en el terreno de juego.

Llevaba bien el Madrid el partido. Movía el balón rápido, los laterales eran profundos, se creaban ocasiones de gol, Kroos daba salida el juego de ataque de manera rápida y eficaz.

Fekir remató demasiado cruzado en el 19, llegando por el callejón del diez. Poco a poco, el Betis lograba ir equilibrando el juego. Sanabria disparaba alto en el veinticinco. Mendy comenzaba a tener problemas defensivos por su banda, con Joaquín y Canales.

Precisamente fue el ex madridista el que puso un balón en el punto de penalti, para que Mandi superase en el salto a un mermado Casemiro y de cabeza estableciese el empate en el marcador.

Aprovecharon los locales el desconcierto creado en el Madrid en ese instante, para adelantarse en el tanteador dos minutos después. Carvalho llegaba en carrera por el carril del diez, con ventaja. Aprovechó un centro perfecto desde la izquierda, que Carvajal no acertó a interceptar. 2 a 1 en el marcador.

Hasta el minuto 45, vivió el Madrid sus peores momentos. Nadie era capaz de poner orden y concierto, quizás debido a que Toni Kroos andaba renqueante, al punto de que se marchó al banco en el 45, siendo sustituido por Luca Modric. Fue el intermedio un alivio para los nuestros. Resultaba duro de creer que dos futbolistas ya de vuelta como Joaquín y Canales, más un Fekir que si por algo brilla es por su trabajo constante, pudieran haber superado como lo hicieron a los cuatro mediocampistas blancos (hoy de negro).

El segundo tiempo fue harina de otro costal. De entrada, dio Zidane entrada en el equipo a Isco por un desdibujado Odegaard, que no ha dado el paso al frente que debe en estos dos primeros compromisos ligueros.

Las cosas se pusieron de cara ya en el minuto 47. Carvajal llegó por su banda hasta el borde del área contraria. Desde allí puso un centro magnífico, a medio metro del suelo, al segundo palo, al que llegaba Benzema. En su intento de despeje, Emerson lo introdujo en su portería. Era el empate a dos.

El gol animó al Madrid. En el minuto 51, Benzema, que pareció estar en fuera de juego, remató a la media vuelta al larguero. El balón, al descender, botó dentro de la portería. El colegiado, Sr. De Burgos Bengoetxea, dejó seguir el juego, sin señalar infracción alguna.

Pidió el Madrid penalti por mano de Emerson en el sesenta. En el 63, Jovic protagonizó prácticamente su única acción de la noche. Se marchó solo y en vertical a la portería de Bono. Emerson corría tras él. En la corona del área, le derribó de manera clara. Entró en acción el VAR. No había fuera de juego. Tarjeta roja al defensor y lanzamiento de libre directo. Disparó Ramos, que vio como el balón se marchaba rozando la escuadra.

Pudo marcar Benzema en el 69, a pase de Valverde, pero no tuvo el francés su mejor noche. El charrúa, sin embargo, se fue entonando a medida que transcurrían los minutos, mayormente desde el momento en que Odegaard abandonó el campo.

En el 71, Borja Mayoral ocupó el lugar de Jovic. Dejó su impronta en el partido el de Parla. Antes, en el minuto 75, Courtois volvió a lucirse en una palomita de cartel para despejar un derechazo combado de Carvalho que llevaba olor a gol grande.

La jugada del partido ocurrió en el 80. Mayoral se internó en el área con el balón controlado. Bartra le empujó por detrás a la vez que con su brazo izquierdo alejaba el esférico del pie izquierdo del delantero. La jugada pasó inadvertida para todos, excepto para el Sr. González González en el VAR. Avisado el colegiado, este revisó el lance y señaló penalti a favor del Madrid. Lo lanzó Ramos, con paradinha, para establecer el que sería resultado definitivo, 2-3.

Isco pudo cerrar el partido en el 83, pero su remate a bocajarro fue repelido por Bono. Fede no supo resolver por su parte en el 96, y en el 97, última jugada, tampoco fue propicia para que Benzema marcase, pues en situación franca de remate envió el balón demasiado cruzado.

Final del partido. Victoria importante, con un Madrid que comenzó muy bien, se desconcertó los últimos veinte minutos de la primera mitad, y supo reaccionar en una segunda parte en la que fue muy superior.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies