La Crónica. Alavés 1-2 Real Madrid. Ganando bajo la lluvia, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (1-2) al Deportivo Alavés, a domicilio, en el partido correspondiente a la Jornada 15 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio de Mendizorroza, de la ciudad de Vitoria.

Ha caído el diluvio en diversas fases del encuentro, mayormente en la segunda parte. En esas circunstancias, que siempre suelen ser adversas, está sabiendo el Madrid sacar los resultados, imponerse a sus rivales, ganar en los balones divididos, y responder, cuando es menester, a las artimañas antideportivas de los rivales.

Hoy ha sido uno de esos días. Desde el pitido inicial, un Alavés al que no le interesaba el fútbol, tiró del libreto del disimulo y la simulación, del intento de engañar al colegiado para sacar ventaja a su incapacidad. Y mira que venía recibiendo alabanzas por su juego el equipo vitoriano, seguramente en una más de esas exageraciones a las que tan acostumbrados nos tiene la prensa deportiva patria.

Dominó el Madrid el primer tiempo de cabo a rabo, de principio a fin, sin concesión alguna a los contrarios. El Alavés se agrupaba con los once jugadores en torno a su área, únicamente interesados en no encajar gol. Lo intentaba el Madrid por ambos costados, Marcelo por el izquierdo, Bale por el derecho. Isco mandaba en el centro del campo, con Modric y Kroos acompañando de manera magnífica.

Salvó el poste al equipo local en el minuto 9, tras cabezazo hacia atrás de uno de sus defensas. En el 17, fue Isco el que lanzó alto un gran servicio de Carvajal en la línea del área pequeña. Marcelo centró en el 19, sin que nadie llegase al remate.

Jugaba el Madrid a un toque, como viene haciendo en los últimos partidos. Eso da fluidez y velocidad a su juego. Intentamos igualmente hoy el pase en largo, para que corrieran tanto Bale como Carvajal. El estado del terreno de juego, muy mojado, no nos dio ventaja en esta faceta del juego.

Wakaso se desmayaba en el minuto 27, tras soplarle Marcelo. El excanterano Joselu se enredaba en una discusión con Sergio Ramos. Isco, a lo suyo, esto es, al fútbol, disparó duro en el 29. Le salió al centro del marco, deteniendo Pacheco (otro ex). Exageró Duarte en el 29 un choque con Modric. El colegiado amonestó al croata.

Casemiro lanzó un obús con su derecha en el 34. Pacheco se estiró en espectacular palomita para enviar el esférico a córner. Wakaso seguía con su actuación, esta vez en un salto limpio con Kroos. Evidenció don Gerardo Cuadra Fernández que no ha jugado al fútbol. Pitó falta al alemán. Joselu siguió sus pasos en el 42. Dejó caer sus casi dos metros al suelo en un choque con Isco. El Madrid echó el balón fuera, circunstancia que no se había producido por parte contraria en un lance en el minuto 11, con Benzema dolido sobre el césped. ¡El señorío, que se tiene o no se tiene!, dijo alguien a mi lado.

Arreció el diluvio en la segunda mitad. En el minuto 50, un libre directo lanzado de manera magistral por Kroos, fue rematado por Sergio Ramos al fondo de la red, en el primer gol de la tarde, y en el sesenta y seis del camero con el Madrid.

El gol activó a los locales, y metió atrás al Madrid, que comenzaba a acusar el esfuerzo del partido del martes. Seguían los blanquiazules intentando confundir al árbitro. Gritos de ¡así gana el Madrid!, por parte de la parroquia, que no llenó las gradas.

En el 63, una nueva disputa de Ramos con Joselu fue sancionada con penalti. Vio el defensa blanco la tarjeta amarilla. Lanzó Lucas Pérez para igualar el encuentro. Militao, que suplía hoy a Varane en el centro de la defensa, cumplió con creces. Aleix Vidad realizó un corte de mangas tras el gol de su equipo, en una acción que retrata a la persona, y sobre la que esperemos se pronuncie debidamente el Comité de Competición.

Rodrygo ocupó el lugar de Bale en el 66. Discreta la actuación del galés. Poco lo duraría la alegría al Alavés. En el 68, un centro de Modric desde la derecha fue rematado con ímpetu por Isco Alarcón. De nuevo el balón se topó con el palo. El rechace le llegó a Carvajal, que remachó en la misma línea de gol. Era el tanto de la victoria. Nadie había logrado hacerle dos goles al Alavés en su estadio en la presente temporada.

Duarte pudo hacer mucho daño a Casemiro en el 78, tras una fea entrada que dobló el tobillo al mediocentro. Wakaso golpeaba a Benzema en el 80. Valverde suplió a Modric en el 78. Hasta cinco córners seguidos lanzaron los locales en el minuto 87. Terminó la serie con una gran parada de Areola, titular hoy, a cabezazo a bocajarro de Manu García.

Mendy por Isco en el 89. Gran partido del malagueño, que ha recuperado su mejor tono físico y futbolístico. Ocho minutos de prolongación, que tuvo el colegiado que cambiar su equipo transmisor por avería. Pudimos cerrar el partido en el 96, tras una recuperación de Valverde al borde del área local. Avanzó el charrúa con decisión, pero cruzó su disparo en exceso.

Final del partido. Muy buen Madrid, que entendió el juego, y que supo pelear en el cuerpo a cuerpo y anticiparse en los balones divididos, llevar la iniciativa y crear el único fútbol que vimos esta mañana en Mendizorroza. La lluvia nos está viniendo bien. Así que, como dice la canción ¡¡¡¡Que llueva, que llueva!!!

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies